El presidente del consejo directivo del Servicio Electoral (Servel), Andrés Tagle, adelantó parte de la información relacionada con la publicación el sábado de la nómina de vocales de mesa y locales de votación para el plebiscito de salida de la nueva Constitución, que se desarrollará el próximo 4 de septiembre.

Señaló, en declaraciones a radio ADN, que “los vocales en el fondo van a ser los mismos del año pasado, porque su nombramiento dura cuatro años. Esta es una elección extraordinaria, por así decir, entonces no hay una nueva designación, solo reemplazos”.

Indicó que “los vocales tienen desde el martes 16 hasta el 20 de agosto para excusarse ante la Junta Electoral y es un trámite que se puede hacer online y ahí tienen que dar sus fundamentos. Si la excusa es aceptada por la junta, la persona queda liberada y se busca un reemplazante”.

“Lo más importante es que se va a publicar el local y la mesa de votación. Las mesas van a cambiar todas, se vuelven a enumerar, esas mesas que tenía la letra V y M tienen una nueva enumeración y las personas dentro de un local están asignadas en orden alfabético”, detalló.

Además, “el local de votación es muy probable que cambie, especialmente en los sectores urbanos. Esto es para mejor, buscar un nuevo local es porque lo más problema es que sea uno cercano al domicilio, no necesariamente el más cercano, pero a gran parte de los electores los hemos asignado cercano al domicilio”.

Sobre el voto obligatorio, Tagle expresó que “las personas tienen causales de excusa, pero todas las excusas se deben presentar en el Juzgado de Policía Local cuando la persona sea citada”.

“A Carabineros pueden ir las personas que están a más de 200 kilómetros a dejar constancia que están en ese lugar. Por ejemplo, yo voy a la comisaría de Talca y me dan una constancia que yo estaba en Talca ese día y eso me sirve después para cuando sea citado al juzgado. Pero el solo ir a Carabineros no es excusa”, explicó.

Agregó que “hay otras causales de excusa que se presentan al juez, como las personas que estuvieron fuera del país, presentando los pasaportes y desde luego las personas que tengan incapacidad física o mental, por enfermedad u otra causa, presentando los certificados médicos respectivos”.

En términos de concurrencia a los locales de votación y el aumento de filas, el presidente del Servel dijo que “nosotros estimamos que esto debería ser muy similar a la segunda vuelta del año pasado, que fue muy rápida, no hubo colas en esa ocasión, fue muy rápido y votaron más que nunca”.

Añadió que “el proceso es muy rápido, son dos opciones, una sola papeleta. Estimamos que la persona se demorará entre uno a dos minutos desde que llega a la mesa”.

Tagle también explicó que “no todos los presos tienen derecho a sufragio, solamente algunas personas, las que han sido condenadas a penas menores de tres años y un día. Es un 20% de la población penal, el resto no tiene derecho. Son 990 reclusos los que están habilitados para votar. Los vocales de mesa son gendarmes y reclusos”.

/psg