Las Fuerzas Armadas de Rusia lanzaron nuevos ataques masivos con misiles sobre distintos puntos de Ucrania, entre ellos Kiev, donde han sido alcanzados varios edificios de viviendas, según informó el alcalde de la capital, Vital Klitschko. El primer balance de víctimas reportó al menos un muerto.

“Ataque a la capital. Según informaciones preliminares, dos edificios residenciales fueron alcanzados en el distrito de Pechersk. Varios misiles fueron derribados por la defensa aérea sobre Kiev”, escribió en un mensaje en Telegram, citado por Ukrainska Pravda. El portal agrega que residentes en las orillas izquierda y derecha confirmaron haber escuchado explosiones en la ciudad.

“A causa de un ataque masivo de misiles (…), se procedió a cortes de electricidad de emergencia en toda Ucrani. En la capital, al menos la mitad de los usuarios se hallan sin electricidad”, añadió el alcalde.

Las autoridades ucranianas habían emitido una alerta este martes por la tarde ante lo que parecía una nueva cascada de bombardeos por parte de las fuerzas rusas, que ya han recurrido a estas operaciones indiscriminadas en otras ocasiones para atacar núcleos urbanos e infraestructuras estratégicas.

Los bombardeos también han alcanzado las regiones de Chernígov, Cherkasy y Poltava, según las respectivas autoridades locales citadas por la agencia UNIAN. Los alcaldes de Lviv y Kharkiv también confirmaron bombardeos en dichos territorios.

Desde las 14.45 (hora local, 12.45 GMT) rige la alerta antiaérea para toda Ucrania por posibles ataques con misiles.

Klitschko afirmó en su cuenta de Telegram que los sistemas de defensa antiaéreo han derribado varios proyectiles rusos en la zona de la capital, si bien no se ha podido establecer un balance provisional de daños personales o materiales.

La última vez que las fuerzas rusas atacaron Kiev fue hace casi un mes, el 17 de octubre.

“Los misiles rusos están matando gente y arruinando la infraestructura de Ucrania ahora mismo. Esto es lo que Rusia tiene que decir sobre las conversaciones de paz”, escribió por su parte en Twitter el ministro ucraniano de Exteriores, Dmytro Kuleba. “¡Dejen de proponer que Ucrania acepte ultimátum rusos! Este terror solo se puede parar con la fuerza de nuestras armas y principios”, agregó.

El jefe adjunto de la oficina del presidente, Kyrylo Tymoshenko, dijo en una declaración en línea que los misiles habían sido disparados por fuerzas rusas. Distribuyó imágenes del aparente escenario de los ataques, con un incendio que salía de un edificio residencial de cinco plantas de la era soviética.

“El peligro no ha pasado. Permanezcan en los refugios”, añadió.

El jefe de gabinete de la presidencia de Ucrania, Andriy Yermak, dijo que el ataque era una respuesta al discurso del presidente Volodimir Zelensky en el G20, durante el cual pidió a los líderes que presionaran al Kremlin para que pusiera fin a su invasión. “¿Alguien cree seriamente que el Kremlin quiere realmente la paz? Quiere obediencia. Pero al final, los terroristas siempre pierden”, dijo Yermak.

En las últimas semanas, las fuerzas rusas han atacado infraestructuras energéticas en toda Ucrania y han lanzado andanadas de misiles y enviado enjambres de drones sobre la capital.

(Con información de EFE y AFP)

/psg