En los últimos años hemos sido testigos de cómo las tensiones entre Estados Unidos y China amenazan con destruir al mundo entero y podrían provocar un enfrentamiento similar al de un Armagedón entre los dos gigantes potencias. Expertos en la materia llevan tiempo advirtiendo por activa y por pasiva que la combinación del poder militar y tecnológico de las dos superpotencias conllevaba más riesgos que los Guerra Fría con la Unión Soviética. Y lo cierto es que las tensiones con China no es el mayor problema para Estados Unidos, sino para para el mundo entero, ya que estamos a las puertas de que se desarrolle una especie de guerra fría entre China y Estados Unidos.

Si bien las armas nucleares ya eran lo suficientemente grandes como para destruir todo el mundo, los avances en tecnología nuclear e inteligencia artificial, donde China y Estados Unidos son líderes, han multiplicado la amenaza del fin del mundo. Por primera vez en la historia, la humanidad tiene la capacidad de extinguirse en un período de tiempo muy cercano. Es todo un hecho que hemos desarrollado la tecnología que está más allá de lo que nadie imaginaba incluso hace 70 años. Y ahora, al tema nuclear se suma el tema de la alta tecnología, que en el campo de la inteligencia artificial, en su esencia se basa en el hecho de que el hombre se convierte en colaborador de las máquinas y que las máquinas pueden pensar y analizar. Y en unos momentos donde aún se está debatiendo la posibilidad de que China haya utilizado el coronavirus como un arma biológica, el gigante asiático ahora quiere controlarnos desde el espacio.

Meganave espacial

Investigadores están trabajando con la posibilidad de fabricar una meganave espacial en nuestra órbita. Supuestamente el proyecto es parte de las ambiciones de China para expandir la exploración espacial, que abarca misiones tripuladas a largo plazo. La propuesta de la Fundación Nacional de Ciencias Naturales de China pide un análisis de la mecánica de la construcción de una “nave espacial ultra grande que abarca kilómetros”, según informa el periódico chino South China Morning Post. En otras palabras, China acaba de decirle al mundo que construirá una nave espacial de kilómetros de largo. Sí, kilómetros.

china meganave - China está desarrollando una meganave espacial de kilómetros de largo

Al parecer el proyecto es parte de un importante proyecto aeroespacial estratégico, que garantizaría el uso futuro de los recursos espaciales, la exploración de los misterios del universo y la permanencia en órbita a largo plazo. Según un esquema del proyecto compartido por la fundación, el proyecto está siendo administrado por una agencia dependiente del Ministerio de Ciencia y Tecnología chino.

Como si este megaproyecto no fuera lo suficientemente impresionante, este es solo uno de los otros 10 proyectos de investigación propuestos a principios de este mes por el departamento de ciencias matemáticas y físicas, que planea financiar cinco proyectos en total con un presupuesto máximo equivalente a casi 2 millones de euros (15 millones de yuanes).

Los primeros planos sugieren que la nave espacial modular requeriría múltiples lanzamientos y también un ensamblaje basado en el espacio, ya que pesaría demasiado y sería demasiado grande para ser lanzado desde la Tierra. En consecuencia, los investigadores que participan en el proyecto se enfrentan a un gran desafío. Necesitan minimizar el peso de la nave espacial para reducir los lanzamientos totales necesarios para llevar sus partes al espacio y optimizar los costos de construcción para que se ajusten al presupuesto del país. También tienen que optimizar las capacidades de control de las estructuras para evitar que se desvíen, vibren o se salgan de control durante el montaje.

El control de China sobre el espacio

China realmente comenzó a acelerar su programa espacial y a mostrarle al mundo lo que puede lograr el pasado mes de mayo, cuando se convirtió en el segundo país en aterrizar con éxito un rover en Marte, dos años después de hacer lo mismo con una nave espacial diferente al otro lado de la luna. El gigante asiático también comenzó a montar su estación espacial Tiangong en abril de este año, con varios módulos más programados para su lanzamiento a la órbita terrestre baja a través de su cohete Long March 5.

china desarrollando meganave espacial - China está desarrollando una meganave espacial de kilómetros de largo

El componente central de 22 toneladas métricas de la estación está programado para convertirse en la unidad de alojamiento principal para los astronautas espaciales a bordo de la estación, que debería completarse en algún momento del próximo año, cuando alcance una masa de aproximadamente 100 toneladas métricas. Cuando esté terminado, la estación Tiangong tendrá aproximadamente un cuarto del tamaño de la Estación Espacial Internacional.

Lo que está claro es que China ha decidido ser la clave en las misiones espaciales. Hasta el momento Estados Unidos lideraba la carrera espacial, pero el gigante asiático está cambiando la dinámica, y en los próximos años es posible que veamos un cambio importante a medida que China continúe aumentando sus ambiciones espaciales. Sin embargo, también podríamos encontrarnos con un escenario realmente aterrador, el control absoluto del régimen chino desde el espacio, e incluso una guerra espacial en nuestra orbita espacial.

/psg