Decenas de sujetos armados llegaron en tres camionetas al Mercado de Coquimbo, amenazaron a las personas que se encontraban en el interior, las forzaron a salir y luego se encerraron en el recinto a causar daños y robar mercadería.

Horas antes del incidente, locatarios advirtieron que se planeaba atacar el lugar por orden de los dueños del inmueble. Actualmente, el mercado se encuentra en una disputa entre una empresa que pretende construir un edificio en el lugar y los locatarios, quienes han solicitado que el recinto se declare patrimonio histórico.

Hasta el lugar llegó personal de Fuerzas Especiales de Carabineros y efectivos del Ejército, quienes lograron desalojar a los ocupantes. Sin embargo, los comerciantes se quejaron por la demora en su actuación.

El alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, aseguró que “el municipio se ha puesto a disposición por la lucha del mercado desde el momento uno (…) Hay alguien que debe estar detrás de todo esto y mi mayor susto es que quiera quemar el recinto”, planteó. “Este es un acto matonesco que me llama la atención. Hay mujeres que fueron violentadas, fueron golpeadas”, añadió.

/gap