Diputados de la Unión Demócrata Independiente llegaron hasta La Moneda para pedirle al Presidente Gabriel Boric que impulse una ley que permita bajar temporalmente el impulso específico a los combustibles.

Los parlamentarios apuntaron a revertir las constantes alzas en el precio de las bencinas, enmarcadas en el aumento del dólar -que ayer llegó a los $1.000- y las consecuencias de la invasión de Rusia en Ucrania.  Aludieron al último aumento reportado por la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), donde la gasolina de 93 octanos se elevó en +$20,5 por litro y alcanzó los $1.200.

Los aumentos ocurren a pesar de que el Congreso aprobó duplicar los recursos del Mecanismo de Estabilización de Precios de Combustibles (Mepco). De hecho, el Ministerio de Hacienda emitió un comunicado indicado que los valores estarían en torno a los $1.630 el litro si no se hubiera elevado el fondo.

En ese contexto, el diputado Juan Antonio Coloma acusó desde las afueras del Palacio que los aumentos fueron advertidos “durante la tramitación de la reforma al Mepco, donde el Gobierno modificó los parámetros con los cuales se subsidia el impuesto a las bencinas, y permitió que durante dos semanas subiera $12 y que hoy día suba más de $20 la bencina de 93 octanos”.

“Es un golpe directo a la clase media, que utilizó sus recursos para comprarse un vehículo, para poder llegar a su casa o trabajo antes y evitar las infecciones por el coronavirus, y que hoy día ve como la bencina ha superado con creces los $1.200, y el diésel los $1.000 por litro”, añadió.

De esta manera, el legislador explicó que “hacemos un llamado al Gobierno a tramitar la ley que permite una rebaja transitoria. Esto ya lo están haciendo otros países del mundo, una rebaja transitoria que permita darle un alivio a los bolsillos de la clase media, que hoy día ven con imposibilidad, hacer algo tan sencillo como echar combustible a sus vehículos”.

En tanto, su par Juan Manuel Fuenzalida sugirió que el Gobierno podría ingresar una indicación a la reforma tributaria “de manera que esta rebaja sea inmediata (…) aprovechando que también es un tema impositivo“.

“Esperamos que el Gobierno acoja esta solicitud, y no tenga que esperar este proyecto de ley de reforma constitucional para poder aliviar el bolsillo de las personas. Porque aquí, hay que distinguir que no es solamente un beneficio para aquellos que tienen auto, es un beneficio para todos, el tema de los combustibles es el que más incide en el encarecimiento que tiene la vida diaria”, advirtió, explicando que el alza influye “no solamente el transporte, el uso colectivo, sino también en el aumento constante que hemos visto en el precio de los alimentos y en un montón de productos”.