El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmó y puso en marcha una ley que está generando un amplio debate en aquel país, pues prohíbe formalmente cualquier tipo de matrimonio entre personas del mismo sexo y bloquea cualquier legislación al respecto.

De este modo, sólo serán consideradas legales las bodas que sean entre un hombre y una mujer. Además, la adopción por parte de personas transgénero queda completamente vetada, mientras que tampoco se puede cambiar el sexo de una persona en su certificado de nacimiento.

Esta reforma viene auspiciadoa tras el apoyo de un 77% de los votantes en el referéndum, que se celebró en 2020 en Rusia a una serie de privaciones que afectan al colectivo LGBT.

“La Fe en Dios” será el valor central en Rusia

La enmienda constitucional fue aprobada en el referendúm del 1 de julio de 2020 y Putin la firmó esta semana bloqueando las uniones entre personas del mismo sexo y establece que la “fe en Dios” será un valor central que regirá la vida del país.

Además, se recalcó que el matrimonio se define estrictamente como la unión “entre un hombre y una mujer”.

En cuanto al cambio de sexo, hasta ahora las leyes rusas indicaban que las personas podían cambiar su género legalmente siguiendo pasos que contemplaban una evaluación psiquiátrica y procedimientos médicos.

Ahora la nueva norma aprobada establece que no se puede cambiar el sexo de una persona en su certificado de nacimiento, y que las personas trans que lo hayan hecho, tendrán que volver a cambiarlos al sexo que se les asignó al nacer.

/gap