A tres semanas del hallazgo del cuerpo de Tomás Bravo, la investigación que buscar dar con el o los responsables del crimen sigue en curso.

Por el momento, la familia continúa a la espera de conocer la verdad, aunque los ánimos han decaído.

Así al menos lo dio a conocer Elisa Martínez, abuela materna del pequeño de 3 años, quien fue encontrado sin vida a pocos kilómetros de su casa, en el sector rural de Caripilún, en la provincia de Arauco.

«Estamos muy, muy agotados. Muy deprimidos, muy mal, anímicamente, pero no así con las ganas de seguir luchando», reconoció.

En un video que reveló Contigo en Directo, la mujer hizo un llamado: «Esperemos que no se olviden de nosotros los medios, la prensa, que nos sigan apoyando para que esto se siga difundiendo».

«No tenemos nada»

«Aquí no ha habido nada. Aquí no hay nada», recalcó.

Finalmente, indicó que «no puede quedar así un caso tan terrible como este, sin culpables, sin nada. Porque no tenemos nada, esa es la verdad»

/gap