Luego de que los dirigentes de los camioneros anunciaran esta tarde que depondrán su paro tras siete días de movilizaciones, el Presidente Sebastián Piñera, valoró el hecho, aseguraron además que el Gobierno va a “cumplir” con el “compromiso” al cual llegaron con los transportistas en diferentes temas.

“Hoy quiero apreciar y valorar que el gremio de transporte ha decidido levantar el paro que significó dificultades para el libre tránsito y empezó también a producir problemas en el abastecimiento de los hogares y de las empresas”, afirmó el Mandatario.

Junto a esto, Piñera detalló que “el Gobierno se ha comprometido a impulsar un conjunto de medidas para mejorar la seguridad en las carreteras, para mejorar la protección de los transportistas, y para dar mejor apoyo a las víctimas del terrorismo y ese compromiso el Gobierno lo va a cumplir”.

No obstante, recordó que junto con cumplir su compromiso, “quiero enfatizar otro compromiso del Estado que no es con los camioneros, es con todos los ciudadanos, con los 19 millones de chilenos y chilenas que es la obligación y el deber del Gobierno de hacer respetar las leyes, de hacer respetar el estado de derecho y de utilizar todos los instrumentos que esas leyes y Estado de derecho nos dan para poder llevar más paz, más tranquilidad a los camioneros y a todos los ciudadanos de nuestro país”.

Además, el Mandatario hizo un llamado al Congreso “la pronta aprobación y discusión de estas leyes que son urgentes, necesarias, indispensables para poder luchar con mayor eficacia contra la violencia, la delincuencia y el terrorismo y poder darle más tranquilidad y seguridad a los hogares chilenos”, aludiendo a las iniciativas actualmente en el Parlamento.

Además, Piñera expresó que “comprendemos y empatizamos con sus manifestaciones, con sus dolores, con sus angustias (de los camioneros), porque sabemos que han sido víctimas de actos de violencia y de terrorismo e incluso entendemos y apoyamos las manifestaciones pacíficas que han hecho para expresar sus necesidades y sus inquietudes que son absolutamente compartidas por todo el Gobierno y la ciudadanía”.

No obstante, manifestó su “Más absoluto rechazo a manifestación que se haga al margen de la ley y sin respetar el Estado de derecho como, por ejemplo, la interrupción del libre tránsito en nuestras carreteras o el dificultar el normal abastecimiento de los hogares y de toda la sociedad”.

“El Gobierno siempre ha estado y va a seguir estando abierto el diálogo, pero todo diálogo tiene su límite, y ese límite es el respeto de la ley y el Estado de derecho”, recordó.

/psg