El Partido Republicano ya presentó la acusación constitucional contra la ministra del Interior, Izkia Siches, la que cuenta con siete capítulos en que se acusa a la secretaria de Estado de “comprometer el honor de la Nación, infringir la Constitución y las leyes y haber dejado éstas sin ejecución”.

El documento indica que “más allá de las responsabilidades que en origen pertenecen a los gobiernos anteriores, incluyendo a Michelle Bachelet y Sebastián Piñera, hoy quien gobierna es Gabriel Boric, y su Ministra del Interior y Seguridad Pública, Izkia Siches, es quien debe rendir cuenta de los aciertos y rotundos fracasos de su gestión ministerial y de cómo sus yerros podrían encuadrarse”.

Primer capítulo

El libelo cuestiona el retiro de 139 querellas por Ley de Seguridad Interior del Estado, que habían sido presentados en el contexto del estallido social.

“El Ministerio del Interior y Seguridad Pública, al dejar de hacerse parte de estas causas, promueve la impunidad frente a estos delitos y envía una señal inequívoca a las víctimas de las zonas más afectadas por la violencia: el Estado no va a cumplir el rol de defenderlas y protegerlas frente a los hechos de violencia y la delincuencia”, afirma.

“Dejar sin sanción, no ejercer la fiscalización, no velar por la eficiente y eficaz administración ni corregir las actuaciones de sus subordinados, lo harían incurrir en la causal constitucional de dejar sin ejecución las leyes“, sostiene el texto.

Segundo capítulo

Luego se apunta a que Siches no se querelló después de que ella y su comitiva fueran atacados en Temucuicui, y que a la fecha no se conocen a los responsables del hecho.

“La Ministra del Interior y Seguridad Pública no cumplió con su deber de denuncia y dejó sin aplicación las leyes. Sí lo señalado previamente no es dejar sin aplicación una ley, no sabemos qué cosa podría hacerlo”, indica.

Tercer capítulo

La acusación constitucional afirma que la autoridad comprometió “el honor de la Nación, al utilizar, de manera imprudente e inoportuna, el concepto Wallmapu para referirse a territorio chileno y argentino, generando un impasse político y diplomático“.

“El Wallmapu es entendido como lo que es – un territorio autónomo distinto a la República, y por lo tanto una afrenta grave a la Nación y la República – lo decimos no solo nosotros ni Héctor Llaitul, sino nuestros vecinos de la nación Argentina, tal es así que la Ministra del Interior y Seguridad Pública tuvo que pedir disculpas previo del viaje del Presidente Gabriel Boric a la nación trasandina”, expone el documento.

Cuarto capítulo

En este apartado se hace referencia a la errónea acusación de la ministra sobre un supuesto avión que debía expulsar del país a migrantes y que habría vuelto al país con todos sus pasajeros al interior, durante el Gobierno de Sebastián Piñera. Lo que no resultó ser cierto.

Además, hace referencia a cuando Siches manifestó, tras la muerte del trabajador mapuche Segundo Catril, que “no habíamos visto un atentado directo hacia civiles como lamentablemente vimos esta semana”. Y también se recuerda una ocasión en que dio a conocer una cifra equivocada sobre armas inscritas que se incautan.

El libelo asegura que “esta actitud persistente, reiterada y habitual de la Señora Ministra en orden a faltar a la verdad o entregar una versión parcializada de la realidad omitiendo entregar la totalidad de la información”, vulnera a la Constitución, debido a que ésta “obliga a sus titulares a dar estricto cumplimiento al principio de probidad en todas sus actuaciones”.

Quinto capítulo

La acusación constitucional sostiene que Siches no ha llevado a cabo todas las expulsiones migratorias debidas, y de fomentar el turismo laboral, a través de un decreto que permite solicitar un permiso de residencia temporal, bajo ciertos requisitos.

Para los firmantes del documento, lo anterior “constituye una flagrante violación por parte del Ministerio del Interior y Seguridad Pública a la Ley de Migración y Extranjería, que no se estén ejecutando las expulsiones de extranjeros que han incumplido la ley en nuestro país”.

Sexto capítulo

Además, se le reprocha a Siches una implementación “tardía, insuficiente y acotada” del Estado de Excepción en la Macrozona Sur.

En este capítulo se acusa “una reacción tardía, insuficiente y acotada frente a los graves acontecimientos de violencia en la macrozona sur del país. Afectación grave a la seguridad de la nación e inejecución de la constitución y las leyes, afectando los derechos fundamentales de las personas”.

Séptimo capítulo

Finalmente, se cuestiona que la ministra no haya denunciado al líder de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), Héctor Llaitul, por sus declaraciones llamando a la “resistencia armada”.

En ese sentido, se le apunta por “dejar sin ejecución las leyes al omitir presentar denuncia y querella criminal por el delito de inducción a la subversión del orden público”.

Es así que el documento concluye: “Los diputados que suscriben este libelo acusatorio solicitamos a la Honorable Cámara de Diputados que declare que ha lugar a la acusación constitucional formulada en contra de la Ministra del Interior y Seguridad Pública, Izkia Jasvin Siches Pastén, por comprometer gravemente el honor de la Nación, por comprometer gravemente la seguridad de la Nación, por infringir la Constitución y las leyes, y por haber dejado éstas sin ejecución, para que luego el Senado la acoja, declare su culpabilidad, quede destituida de su cargo e impedida de desempeñar cualquier función pública, sea o no de elección popular, por el término de cinco años“.

/gap