El Presidente, Sebastián Piñera, afirmó esta jornada que el país necesita una Constitución que “sea reconocida y respetada por todos”. Esto de cara al plebiscito constituyente del 25 de octubre.

El Mandatario aseguró, además, que “el gobierno no es neutral con respecto a este plebiscito. Tenemos dos compromisos fuertes y claros. Primero, contribuir a realizar un plebiscito que sea transparente, participativo, informado y seguro, y eso lo estamos cumpliendo para que el 25 de octubre podamos tener un acto electoral que haga justicia y honre una hermosa tradición chilena de tener elecciones limpias y transparentes. Pero además, el 25 de octubre vamos a elegir un camino, un camino para mejor, perfeccionar o cambiar nuestra Constitución. Pero más que importante que el camino, es el puerto de destino”.

En ese sentido, el Jefe de Estado aseguró que el 26 de octubre -un día después de la consulta- “tenemos que seguir luchando para que Chile tenga una buena constitución. En los países sabios e inteligentes, la Constitución es el gran marco que le da unidad a una nación, que le da estabilidad a un país y que le permite proyectarse hacia el futuro. En Chile llevamos 15 años discutiendo sobre la Constitución, lo que necesitamos es una Constitución que sea reconocida y respetada por todos”.

Por eso, afirmó que “espero que el 25 de octubre demos un paso adelante hacia un Chile que tenga una Constitución que la reconozcan y la respetemos todos y cada uno de nuestros compatriotas”.

Así mismo, Piñera concluyó su mensaje con que el gobierno está absolutamente comprometido “con hacer todos los esfuerzos para que nuestra Constitución respete y proteja valores esenciales, como el valor de la vida; el valor de la familia; el valor de la libertad de expresión, de la libertad de conciencia, libertad religiosa; el valor y derecho de los padres a la formación y educación de sus hijos; el valor a garantizar y respetar derechos políticos y derechos sociales, como el derecho a una educación y salud de calidad; el valor de la igualdad de oportunidades; de la justicia social; el valor de una sociedad intolerante con los abusos y que respeta la dignidad de todos. Y también, estamos trabajando para que se respete la autonomía e independencia de los tres poderes del Estado y de otros órganos muy importantes para el buen desarrollo de la sociedad, como el Banco Central, del CDE, de las Fiscalía, de la Contraloría, y otros”.

/psg