En un partido muy entretenido, el Barça derrota 5-2 al Betis, que dirige Manuel Pellegrini y tiene como arquero y gran figura a Claudio Bravo.

El primer tiempo terminó igualado 1-1, pero el ingreso de Messi en el segundo tiempo fue fundamental para desequilibrar el encuentro

Imagen

Imagen

A los 22´Dembelé recibe de Griezmann, controla con la derecha, se pasa el balón a la zurda y, tras recortar a Álex Moreno, desde fuera del área, conecta un obus que bate a Claudio Bravo. El meta chileno alcanzó a rozar la pelota, pero no pudo impedir que se clavara en su arco.
Ese gol de Dembele, que no marcaba en LaLiga Santander desde el 13 de octubre de 2019, cuando anotó ante el Sevilla, puso justicia en el marcador.Partidos de hoy: Barcelona vs Real Betis, en vivo el partido de la jornada 9 de LaLiga | MARCA Claro México
Porque, hasta ese instante, salvo un cabezazo de Carvalho y un remate cruzado de Moreno, el Betis no había llegado al arco de Ter Stegen.
En cambio, Bravo sacó al córner un remate de Ansu Fati y vio como pasaban cerca de sus postes tres remates de Griezmann.
El propio Griezmann que a los 33´ejecutó un penal (clarísima infracción de Mandi sobre Ansu Fati) que el arquero chileno tapó magistralmente volando hacia su derechapenal bravo griezmann barcelona betis
SIN MESSI
La gran novedad en el once del FC Barcelona es la ausencia de Leo Messi, que hasta ahora lo había jugado todo con el Barça, tanto en LaLiga Santander como en la Champions League.
La última vez que Leo Messi fue suplente con el Barça en LaLiga Santander fue el 21 de septiembre de 2019, en un Granada-Barça. Leo acabó entrando en la segunda parte sustituyendo a Carles Pérez, pero el equipo azulgrana cayó por 2-0.
 La imagen previa del Barça-Betis, Leo Messi en el banquillo. FOTO: Captura Movistar LaLiga
Según el periodista de TV3 Jordi Grau, Messi es suplente porque arrastra unas molestias en el tobillo. Recordemos que Alfred Schreuder, segundo técnico del Barça, ha justificado la ausencia del capitán azulgrana por un tema de rotaciones.
LO EMPATA EL BETIS
Cuando se jugaban tres minutos de descuento, llegó la impensada igualdad para el elenco visitante.
Alex Moreno, que fue un problema durante los 45´para Sergi Roberto, desbordó y metió un centro rasante hacia el área que no pudo conectar  Tello y de esta forma engañó en cierta manera a Piqué. El central pifió y Toni Sanabria fusiló a Ter Stegen.
Premio para el equipo sevillano que se ha parado sin complejos en el Nou Camp. Mérito en el planteamiento del Ingeniero Pellegrini y especialmente de Claudio Bravo. Porque obviamente hubo un antes y un después del penal tapado por el seleccionado nacional
INGRESA MESSI Y HACE LA DIFERENCIA
El empate conseguido por Sanabria llevó a Koeman a mover sus piezas: se acabó la suplencia de Messi. El argentino ingresó al comenzar el segundo tiempo en reemplazo de Ansu Fati.
Y de inmediato apareció el Genio, el mejor jugador del mundo. A los 49´Jordi Alba escapó por la izquierda y metió el centro al área. Messi venía entrando, amagó conectar de zurda, pero con inteligencia y picardía dejó pasar la pelota, descolocando a todo el mundo. Griezmann entró solo y le bastó con tocar el balón para anotar el 2-1.
Bravo no tuvo nada que hacer, porque al igual que sus compañeros se comió el amague del argentino y quedó tirado en el piso.
PENAL Y EXPULSIÓN
Diez minutos más tarde, otra vez Messi: entró al área, sacó a pasear a Bravo y tocó la pelota atrás para Dembelé. La pelota fue rechazada por Mandi con un brazo.
El árbitro no vio la falta, pero al revisar el VAR no dudó: penal y expulsión del defensa del Betis.
Ejecutó el propio Messi y la clavó arriba. Nada que hacer esta vez el arquero chileno
DESCUENTA EL BETIS Y AUMENTA MESSI
Loren había ingresado por Sarabia en el  minuto 71´y dos minutos más tarde concretó una jugada muy similar a la del parcial empate 1-1. Desborde de Moreno por la izquierda, centro atrás y el delantero que llega de frente para rematar y dejar sin chance a Ter Stegen
Pero Messi no podía quedarse con la mínima diferencia y en una jugada individual, entró por la derecha dejando rivales en el camino. Enfrentó a Bravo, le apuntó a la cabeza  y le reventó el arco. 4-2 a los 82 minutos.
Partido decidido, pero igual pudo llegar el quinto y tercero personal de Messi. Fue gol, pero se anuló por posición adelantada de Sergi Roberto, con quien hizo la pared el argentino antes de derrotar a Bravo.
Messi a esa altura ya estaba desatado. Bravo evitó que se cuadrada con un “hat trick” al taparle un derechazo desde la entrada del área chica.
Sin embargo, el arquero chileno no pudo impedir “la manita” del Barça: gran centro de Sergi Roberto desde la derecha y el juvenil Pedri llegó para empujar el balón de frente al arco.
/