Un nuevo conflicto llegó a la Fiscalía Nacional Económica (FNE) y la cerveza está involucrada. Las botillerías de Chile acusan que los grandes distribuidores de bebidas alcohólicas (CCU, Andina y DESA) los han perjudicado con las entregas del popular brebaje, al dar prioridad a propios canales de venta y a los supermercados de cadena, generando una recurrente falta de stock.

Con el objetivo de visibilizar la problemática, la Asociación de dueños de Botillerías de Chile (AGBotCh) solicitó reunirse con el fiscal Ricardo Riesco, instancia que se concretó el 21 de enero. Ahí, según dicen desde el gremio, aseguraron que dicha situación ocurre desde septiembre del 2020, informó La Tercera.

“Nosotros llamábamos a las distribuidoras y estas nos decían que no había stock ni siquiera de cerveza”, denunció Ricardo Oliviares, abogado de AGBotCh. “Pero claro, a la vuelta de la esquina estaba el supermercado lleno de estos productos”. Para él, el motivo de ello es muy simple: privilegian a esas grandes empresas por “los acuerdos que tienen”.

/gap