“No podemos asumir que la democracia está protegida (en América Latina). Vemos la dictocracia en Venezuela, que se volvió dictadura, y hoy sabemos sus consecuencias. Ahora vemos la autocracia en Nicaragua que se vuelve dictadura y vamos a ver sus consecuencias” dijo Duque en Tel Aviv en entrevista con José Levy, corresponsal internacional del canal informativo.

“Por eso yo presenté una opinión consultiva a la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre las reelecciones indefinidas y esa opinión consultiva la expresó la Corte diciendo que la reelecciones indefinidas son una forma de destruir la esencia de la democracia. Entonces tenemos que unir cada vez más nuestras voces para defender la Carta Democrática Interamericana”, dijo el mandatario colombiano.

Este domingo se celebraron elecciones en Nicaragua, consideradas por muchos a nivel internacional como ilegítimas debido a que el presidente Daniel Ortega no enfrentó competencia real tras la detención y persecución de sus rivales políticos.

Sobre Venezuela, la opinión va por el mismo camino. Duque ha sido uno de los mayores contradictores de Maduro en la escala regional. “Yo no voy a reconocer a Nicolás Maduro como presidente legítimo porque no lo es”, dijo. Duque define a Maduro como “el dictador más oprobioso que haya visto América Latina en su historia reciente”.

El presidente Iván Duque ha dicho que no reconoce la reelección de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela. Archivo

 

Duque señala que el disidente de las FARC alias Iván Márquez se encuentra en Venezuela. El cuestionado presidente Nicolás Maduro dijo en agosto de 2019 que su país daba la bienvenida a Iván Márquez. Sin embargo, el gobierno de Maduro no ha confirmado oficialmente la presencia de Márquez en su territorio. En la entrevista, Duque dice que la disidencia de las FARC son “quienes están detrás del mayor número de asesinatos de quienes estaban en proceso de desmovilización” y “han asesinado líderes sociales”.

Según la ONG Indepaz, 1.000 líderes sociales y defensores de derechos humanos fueron asesinados en Colombia entre 2016 y 2020 y que hasta agosto de este año se sumaron a la lista de muertos más de 100 líderes sociales.

/gap