Un ex asesor muy cercano a Vladimir Putin realizó duras críticas a la forma en que el Kremlin está desarrollando su sangrienta -y fallida- invasión a Ucrania y señaló que la última humillación registrada en la ciudad de Kherson -cabecera de la provincia del mismo nombre- está a la altura del colapso de la Unión Soviética. Sergei Markov, académico de la Universidad de Moscú y doctor en Ciencias Políticas, reprochó además la demora en que se realizó la retirada de ese punto clave en el conflicto que ya contabiliza 100 mil muertos o heridos de cada lado.

“La rendición de Kherson es la mayor derrota geopolítica de Rusia desde el colapso de la URSS”, dijo Markov y añadió: “Las consecuencias políticas de esta enorme derrota serán realmente grandes”. En su canal de Telegram, además, el nacionalistas y seguidor de Putin culpó de la retirada a un “retraso catastrófico en la toma de las decisiones necesarias”.

Además, insistió en su concepto y pidió una movilización aún mayor: “La derrota y el fracaso es el resultado de no llevar tropas a Ucrania en 2014 y no luchar por la conciencia de Ucrania durante 8 años. La derrota en Kherson es el resultado de la falta de movilización en primavera y verano. Ahora, la movilización militar de la economía y la sociedad debe introducirse de inmediato; de lo contrario, será muy difícil dentro de unos meses”.

Kherson fue la única capital regional tomada y controlada por Moscú desde el inicio de su brutal invasión el 24 de febrero pasado. Su captura ayudó a asegurar el acceso a la costa y permitió al Kremlin crear un corredor terrestre a través del sur de Ucrania. Pero sobre todo formar un escudo que protegiera la península de Crimea de un posible ataque ucraniano. Ahora, con esta retirada, no está claro que pudiera asegurarse esa contención estratégica.

En tanto, Rusia anunció este viernes que completó la retirada total de sus tropas de la orilla occidental del río Dniéper, después de que Moscú dijera que tomó la “difícil decisión” de un repliegue. “Hoy a las 05H00 de la mañana de Moscú (02H00 GMT), se completó el traslado de las tropas rusas hacia la orilla izquierda del río Dniéper”, informó el ministerio de Defensa ruso en las redes sociales.

Más temprano, el Kremlin no quiso hablar de Kherson. Este viernes, una sentencia de su vocero cortó en seco la lógica inquietud de un periodista que le preguntó sobre la retirada de las tropas rusas del norte de la región ucraniana anexada por Moscú en septiembre pasado. “Hubo una decisión del ministro de Defensa, le recomiendo preguntar al Ministerio de Defensa”, dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, a la pregunta de un periodista.

Curiosamente, al comentar el estatus actual de la región de Kherson, Peskov aseguró que nada ha cambiado pese al repliegue de los militares a la margen izquierda del río Dniéper. “Es una entidad de la Federación Rusa, ese estatus está definido y fijado en la legislación, no puede haber ningún cambio aquí”, aseveró. Preguntado acerca de si el Kremlin no lamenta la pompa con que fue celebrada la anexión de Kherson, Peskov contestó escuetamente: “No”. Reiteró que “la operación militar especial” en Ucrania sigue en marcha y continuará hasta alcanzar sus objetivos.

El Kremlin, por su parte, ha afirmado este viernes que no considera humillante la decisión de replegar tropas en Kherson y ha insistido en que “es rusa”, descartando cambio alguno a su estatus desde la decisión de Moscú de anexionarla junto a Donetsk, Lugansk y Zaporizhzhia, también parcialmente ocupadas.

No tengo nada que agregar y nada que decir sobre este asunto”, ha dicho, si bien ha incidido en que la región “es parte de la Federación Rusa”. “Su estatus está definido y fijado legalmente. No hay cambios y no puede haberlos”, ha apuntado sobre la decisión de anexión de septiembre, condenada a nivel internacional.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, había afirmado el jueves que el anuncio de Rusia sobre una retirada podría ser una decisión estratégica para reagrupar a sus fuerzas. “Están preparados para defender esta región y no están preparados para abandonar la ciudad”, dijo en una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense CNN.

(Con información de agencias).

/psg