El cáncer es una de las enfermedades olvidadas en Venezuela. Pacientes oncológicos afirman que desde la llegada de la COVID-19 al país las autoridades sanitarias se olvidaron del resto de las enfermedades crónicas. Los pacientes con cáncer deben pagar altas sumas de dinero por tratamientos que el régimen de Nicolás Maduro no les garantiza.

Candice Mendoza, paciente oncológica, para cubrir los gastos de su enfermedad ha ido vendiendo casi todos sus bienes. Empezó con la nevera, luego el televisor y el juego de recibo. Hasta ofertó las máquinas de coser con las que se bandeaba.

La razón es harto conocida: La dictadura chavista no garantiza el tratamiento a los pacientes oncológicos, y menos ahora cuando por la pandemia de la COVID-19 se han olvidado de las enfermedades crónicas.

“Es lamentable, pero es una triste realidad”, dijo con pesadumbre esta mujer, que lleva siete meses esperando el tratamiento por la Farmacia de Alto Costo del IVSS en Barquisimeto, así como respuesta de la Gobernación de Lara y de la Alcaldía de Barquisimeto.

Tengo que buscar el dinero de cualquier forma, y estoy vendiendo todas las cosas de la casa para poder seguir adelante”, añadió.

/gap