Wall Street cerró el jueves con una fuerte subida liderada por Tesla, Nvidia y otros valores de crecimiento, en una sesión agitada a la espera de un informe sobre empleo que se publicará el viernes.

El mercado bursátil se sacudió un comienzo tambaleante y terminó ampliamente al alza el jueves, marcando su primera ganancia en esta semana acortada por las vacaciones. Los valores tecnológicos fueron los más beneficiados, ya que Microsoft borró una pérdida inicial.

La negociación ha sido agitada en los últimos días, ya que los inversores siguen preocupados por la inflación y las subidas de los tipos de interés que la Reserva Federal está aplicando para combatirla.

El S&P 500 subió un 1,8%. El índice de referencia ha subido un 7,1% desde que llegó al borde de un mercado bajista hace dos semanas. El índice industrial Dow Jones subió un 1,3% y el Nasdaq un 2,7 por ciento. El rendimiento del Tesoro a 10 años bajó al 2,91%.

El mercado bursátil estadounidense ha protagonizado una modesta recuperación en las últimas sesiones, con los inversores debatiendo si lo peor de la caída que ha dominado Wall Street en 2022 puede haber pasado.

“La volatilidad se ha convertido en la norma, no en la excepción. Las acciones están siendo rehenes de la inflación, y hasta que ésta se controle, es probable que la volatilidad siga siendo alta”, advirtió Terry Sandven, estratega jefe de renta variable de U.S. Bank Wealth Management.

El S&P 500 ha bajado un 13% desde su máximo histórico de principios de enero.

Las nóminas privadas de Estados Unidos aumentaron mucho menos de lo esperado en mayo, lo que sugiere que la demanda por mano de obra está empezando a ralentizarse en medio de la subida de las tasas de interés y el endurecimiento de las condiciones financieras, según el informe nacional de empleo de ADP.

Todas las miradas están puestas ahora en los datos de las nóminas no agrícolas del gobierno, que se publicarán el viernes.

Los inversores buscan nuevas señales de la salud de la economía estadounidense y de la agresividad con la que la Reserva Federal podría seguir subiendo las tasas de interés. Los analistas esperan que la economía haya añadido 325.000 puestos de trabajo el mes pasado.

(Con información de AP y Reuters)

/psg