Un fuerte golpe fue el que le propinó la pandemia a las ventas de viviendas nuevas en el Gran Santiago. Si bien registraron un repunte en el cuarto trimestre de 2020, dando señales de un incipiente respiro para el mercado inmobiliario en 2021, lo cierto es que las cifras acumuladas del año se desplomaron.

Según el informe de Oferta Inmobiliaria de GfK Adimark dado a conocer este jueves, en el cuarto trimestre las ventas de unidades alcanzaron las 5.866 y 28,8 MUF (miles de UF).

Lo anterior, representó un aumento respecto al trimestre anterior de 16,8%, y una caída de 2,4% en comparación al mismo periodo del año pasado.

Sin embargo, aquella leve mejoría no estuvo ni cerca de levantar las oscuras cifras que dejó 2020 en su conjunto. “Se mejoró, pero no fue suficiente. La venta acumulada del año cayó 48,4% en unidades y 47,1% en MUF”, aseguró Javier Varleta, gerente de estudios territoriales de GfK Adimark.

De hecho, en términos de unidades, de acuerdo con el estudio, se trata de la cifra más baja en 20 años, solo comparable con lo observado post crisis Asiática. Y con respecto al valor de ventas, se alcanzó niveles similares a los del año 2010, luego del terremoto.

Pero ahora, rescató Varleta, “se está vendiendo más y eso es una buena señal de que el sector no está paralizado”.

“Las condiciones para comprar hoy son ideales. El retiro del 10%, las tasas siguen siendo bajas y las inmobiliarias están ofreciendo muchas facilidades e interesantes promociones”, afirmó.

Oferta y precios

En cuanto a la oferta en el Gran Santiago, si bien esta ha aumentado con la incorporación en el cuatro trimestre de 54 nuevos proyectos, Varleta recordó que ello es a largo plazo, “aun tenemos pocas unidades terminas. Ha venido creciendo, pero aún se mantiene en niveles bajos. Y si el comportamiento de compra se mantiene como hasta ajora, no debería ser una señal de preocupación”, sostuvo.

GfK Adimark precisó que la oferta del mercado inmobiliario hoy llega a las 53.474 unidades y 258,8 MUF.

En total, fueron 234 proyectos los que iniciaron venta el 2020, lo que representa una variación de -21% con respecto año pasado. En departamentos, la oferta se concentra en Ñuñoa y Santiago, mientras que en las casas es Colina, Buin y Puente Alto las zonas que llevan la delantera.

Sobre los precios, el promedio de departamentos es de 78,9 UF/m2 (casi $2,3 millones) y de 64,8 UF/m2 (casi $1,9 millones) para las casas.

Por último, el estudio destacó que el 64% de las unidades vendidas este trimestre está bajo las 4.000 UF (alrededor de $116 millones). “La escasez de suelo, los costos de construcción y los cambios en la normativa nos muestran que no deberíamos esperar una baja en los precios en el corto o mediano plazo”, afirmó el ejecutivo.

Al 31 de diciembre de 2020 la oferta de casa nuevas en el Gran Santiago era de 3.781 unidades, y a lo largo del año se anotaron ventas por 3.148 unidades, lo que significa una caída del 42,3% respecto a 2019.

En tanto, los departamentos nuevos disponibles hasta el último día del año pasado eran 49.693 unidades . Y en todo el año se vendieron 13.844 unidades, anotado también una caída interanual de 42,3%.

Es decir, en total, se vendieron 16.992 viviendas nuevas el año pasado en el Gran Santiago, frente a las 32.911 resgitradas en 2019.

/psg