Mucho se ha especulado sobre la salida de Mario Desbordes del gabinete para volver a tener un rol clave en su partido, Renovación Nacional. Como candidato presidencial, como constituyente o como generalísimo de campaña. Lo cierto es que a casi 5 meses de haber asumido como ministro de Defensa, Desbordes tendría la decisión tomada para renunciar y ya habría adelantado conversaciones con el Presidente Sebastián Piñera.

El próximo 19 de diciembre -y tras reuniones comunales, distritales y regionales- se hará el consejo general de Renovación Nacional vía telemática, en el que, según cuentan desde el partido, se pondría en votación la salida de Desbordes del ministerio para asumir como generalísimo de campaña en las elecciones de convencionales, alcaldes y concejales, tras las presiones de sus próximos para asumir ese rol.

El nombre de Desbordes para generalísimo e incluso para candidato presidencial se estaría levantando en al menos 10 distritos del país, en los que han solicitado un voto político. De ahí que sus cercanos creen que “al consejo general del 19 va a llegar alguna propuesta por alguna de las estructuras territoriales del partido o algún consejero que lo quiera someter a discusión”, la que podría agregarse a la tabla y votarse de inmediato.

De esta forma, la renuncia del actual titular de Defensa sería un hecho definitivo, pero lo que se mantiene en duda es cuándo lo hará. Hay fuentes que señalan que resulta extraño dejar un ministerio sin haber cumplido 5 meses en él, fecha que se cumple a fines de diciembre. Por ello, la salida definitiva sería el 10 de enero, el día previo a que cierre el plazo para inscribir las candidaturas para la Convención Constituyente.

Esta decisión se tomaría en base a razones estratégicas de carácter electoral, para tener tiempo para desplegarse a nivel territorial con el objetivo de las primarias presidenciales que serán el 4 de julio del próximo año. De esta manera también podría influir durante las campañas con libertad de acción.

El rol que tomará dentro el partido lo debe definir la directiva nacional de RN, pero confirman que la idea de que salga del ministerio es que deje de estar sometido a hablar solo de Defensa Nacional, sino que empiece a hacer gestión política con los distintos candidatos. Parlamentarios cercanos al ex diputado afirman que lo necesitan con “libertad de acción, haciendo política libremente y opinando sobre todos los temas”. Esto podría pasar tanto siendo generalísimo de campaña, como liderando el partido sin el cargo de presidente, lo que según sus cercanos, podría “enredarlo” ya que tendría que hablar de temas que son medianamente incómodos.

De todas formas, aseguran que Desbordes ha tenido un rol muy protagónico, pero en las sombras, ya que ha estado en constantes conversaciones con los candidatos a alcalde, a quienes les ha ofrecido todo su apoyo para la campaña. Esto se ha replicado a nivel regional con los gobernadores.

El área “desbordista” del partido, como se ha bautizado a sus más cercanos, lo quiere en la posición más cómoda posible, para que con este rol dentro del partido pueda avanzar hacia la candidatura presidencial que esperan, para que se consolide como la carta de RN en las primarias de Chile Vamos.

Ratificación de precandidatos convencionales

Hay dos temas principales que aparecen en la convocatoria del consejo general. El primero de ellos es la ratificación de los precandidatos a la Convención Constitucional, un proceso en el que la diputada Paulina Núñez ha tenido un rol clave en la selección de los nombres.

Algunos posibles constituyentes que en un sector de la colectividad “llaman la atención” son la hija de Mario Desbordes, su ex secretaria cuando era diputado y el hijo del Intendente Metropolitano, Felipe Guevara.

El segundo objetivo de la reunión será renovar al Tribunal Supremo del partido, que es la única autoridad que caduca en diciembre luego de que se prorrogara la elección para cambiar la directiva hasta diciembre del próximo año, 12 meses más del período de 2 años que le correspondía.

La votación será el mismo 19 y algunos de los nombres que suenan para el TS son los de Víctor Manuel Avilés, miembro del Tribunal Supremo actualmente, José María Hurtado y Rodrigo Barrientos.

/psg