El general Edward Slater, jefe de la Defensa Nacional en La Araucanía, abordó este lunes la sitación de seguridad que se vive en la zona, cuyo estado de excepción se renovó recientemente junto a las provincias de Arauco y el Biobío, en la región del Biobío.

El tema ha adquirido nuevamente relevancia, luego que ayer se registrara un doble ataque incendiario en Los Lagos, lo que abrió fuertes cuestionamientos a los dichos de la ministra Siches del jueves pasado, quien afirmó que “hemos analizado los datos, cuantitativamente no hay un aumento muy significativo en los hechos de violencia, pero sin duda comprendemos la preocupación y compartimos por parte de la ciudadanía”.

Según Slater, esta semana la situación en La Araucanía ha estado “bastante alejada y ajena a incidentes de hechos de violencia”, y afirmó que “lamentablemente, Biobío y Los Ríos son las regiones que han sufrido embates de violencia relevantes, principalmente Los Ríos”, comentó esta mañana a Tele13 Radio.

Si bien aclaró que no es la principal tarea del Ejército manejar datos estadísticos, planteó que “vamos entre el 44% y 45%” de disminución de hechos violentos, cifras impulsadas por la última semana sin incidentes graves en la zona.

De todas formas, dijo desconocer un horizonte que permita vislumbrar el fin de la medida en La Araucanía, puesto que esa “es una decisión a nivel político”, pero recalcó que “entiendo que muchos organismos del Estado, dirigidos por el propio Gobierno, están trabajando en la solución de estos problemas que se producen en la región, considerando siempre que es un problema multifactorial que requieren una visión estratégica de largo plazo, entiendo que se está trabajando en esa línea”.

En cuanto a la reciente aprobación del proyecto de infraestructura crítica, Slater planteó que “mientras dure el estado de excepción cumpliremos las tareas que me corresponden como jefe de Defensa Nacional. Con esta nueva ley, y si se produce esa aplicabilidad, desconozco cómo se va a llevar a cabo”.

En esa línea recordó que “hay que considerar que en La Araucanía hay 32 comunas, dos provincias, tres pasos fronterizos, 960 mil habitantes, 33 mil kilómetros de superficie, ocho ciudades importantes, más de 80 puentes importantes y 12 mil kilómetros de camino. Y ahí hay que empezar a ver, entre todos los que consideran estos datos, más otros, cuál de todos esos son efectivamente infraestructura crítica y a cuál hay que darles la prioridad necesaria”.

Perfil de los ataques y sus protagonistas

Consultado por quiénes están detrás de los atentados que se producen en la zona, Slater sostuvo que “en general, la gente sabe cuáles son estas organizaciones violentas que existen en la región. Como militares tenemos más detalles de eso, sabemos dónde están, dónde se desplazan, donde se producen los hechos de mayor violencia, y todo eso lo trabajamos con nuestro estado mayor y permanentemente estamos tratando de anticiparnos a situaciones violentas que puedan ocurrir”.

“De hecho, creemos que muchas cosas no ocurren porque nos hemos adelantado. Es muy difícil de medir. Queremos pensar que muchas situaciones violentas no ocurren porque estamos permanentemente tratando de adelantarnos a hechos violentos”, complementó. Esto, a través del propio personal desplegado, o el uso de vuelos tripulados y no tripulados.

Al caracterizar el tipo de violencia, Slater planteó que “a mi parecer lo que predomina es lo delictual. Hay un crimen organizado en la región que se refiere al robo de madera, toma de fundos y otras situaciones que influyen en eso, incluso puede haber tráfico de drogas. Entonces, hay una situación de crimen organizado está por sobre las demandas propias de la gran mayoría que espera paz y tranquilidad”.

/psg