Durante la jornada del jueves, se dio a conocer que el contraalmirante Jorge Parga fue removido de su cargo como jefe de la defensa nacional para las provincias de la Región del Biobío, quien fue designado por el Presidente Gabriel Boric el pasado 16 de mayo para conducir el Estado de Excepción en esa zona.

Según fuentes del Gobierno, a Jorge Parga se le solicitó su salida. A través de un comunicado, el Ministerio de Defensa comunicó que en su lugar se designó al contraalmirante de la Armada de Chile, Juan Pablo Zúñiga Alvayay.

El jefe de la bancada de diputados UDI, Jorge Alessandri, conversó sobre este y otros temas junto a Álvaro Paci.

Al ser consultado sobre la decisión del Ejecutivo, el parlamentario afirmó que esto “se suma a los errores constantes que hemos visto desde el 11 de marzo. Llevamos un promedio de tres errores graves en el Gobierno, entre ministros y subsecretarios”.

“En las noticias de la mañana, el Presidente dijo que no iban a perseguir a nadie por sus ideas, refiriéndose a Héctor Llaitul. En las noticias de la tarde decía que iban a sacar de su cargo a un almirante que se había expresado en defensa de su tropa que habría ido a otro Estado de Excepción”, señaló.

“Por lo tanto, AM no se persigue a nadie por sus ideas, mientras que PM sí se persigue a alguien por sus ideas y se le saca de su puesto”, aseguró.

Ante esto, el diputado afirmó que “el Presidente se suma hoy en día a una serie de errores comunicacionales, a falta de mensajes, a incongruencias de lo que dice un ministro y otro”.

El Gobierno anunció que no presentará una querella contra Héctor Llaitul
El diputado Alessandri se refirió a la decisión del Gobierno de no presentar una querella contra el líder de la CAM, Héctor Llaitul, por su amenaza de resistencia armada en la Macrozona Sur.

Recordemos que este domingo, la ministra de Desarrollo Social, Jeanette Vega, afirmó en el programa Tolerancia Cero que sí habría una querella contra él.

Sobre esto, el parlamentario afirmó que “es una pésima señal. Primero, porque lo anuncia la Ministra de Desarrollo Social. Segundo, porque cuando usted está en el Gobierno tiene que dar señales. Hay otros violentistas. Está el grupo de Llaitul mirando y el Presidente dice que no se van a querellar por ley de seguridad interior. Yo sé que el Presidente estudió derecho, pero quizás esta parte no la miró con atención. Quiero decirle que en nuestro país la amenaza es un delito”.

“Cuando la amenaza es contra el Estado, la ley de seguridad interior le da legitimidad activa al Presidente de la República para querellarse. Por lo tanto, no es sólo lo que es más eficiente como dijo Monsalve, no es sólo que existan querellas más antiguas como dijo la vocera de Gobierno, es la señal que se da a la violencia”, indicó.

“Es demasiado importante que este Gobierno comprenda que las señales son muy importantes. En este caso, respecto a la violencia, a la amenaza armada contra el Estado, se ha dado una señal de debilidad, de silencio, por el propio jefe de Estado que lo hace mucho más grave todavía”, agregó.

/psg