Este miércoles, el Gobierno ingresó a la Cámara de Diputadas y Diputados el proyecto de ley que busca declarar como feriado el viernes 16 de septiembre, en el marco de las Fiestas Patrias 2022.

La iniciativa surge luego de que los diputados aprobarán un proyecto de resolución, en el que solicitaban impulsar esta medida, considerando que el día tradicional de las “Fiestas Patrias”, 18 de septiembre, coincide con un día domingo.

La iniciativa, que deberá ser revisada en primera instancia por la Comisión de Trabajo y Seguridad Social y la la Comisión de Hacienda, cuenta con un artículo único, en el que se establece: “Declárese feriado nacional el día 16 de septiembre de 2022”.

En los fundamentos de la propuesta, el Ejecutivo señala que “cuando el feriado de Fiestas Patrias coincide, total o parcialmente, con un día sábado o domingo, las posibilidades de las personas de celebrar, descansar y desplazarse dentro del territorio nacional se reducen de manera considerable, mermando el bienestar que esta instancia podría significar para las personas y sus familias”.

“A lo anterior, se suma el importante rol que puede tener esta época festiva para la recuperación de sectores de la economía nacional, aún afectados por los acontecimientos de los últimos años, tales como las actividades ligadas a la cultura, la hotelería y el turismo”, agregó.

El pasado 19 de julio, la Cámara de Diputadas y Diputados, aprobó un proyecto de resolución para solicitar al Gobierno declarar el 16 de septiembre como feriado y de esta manera alargar las Fiestas Patrias.

La iniciativa fue impulsada por el diputado Víctor Pino, del Partido de la Gente, quien había argumentado que la idea es permitir un mayor festejo ciudadano y beneficiar al turismo, que debido a los años de pandemia por Covid-19 se ha visto enormemente afectado.

El parlamentario señaló que “espero que puedan reconocer el valor de la iniciativa y pensar en los chilenos y chilenas que, en estos dos años de pandemia, no han podido celebrar las Fiestas Patrias como corresponde”.

Anterior al ingreso del proyecto, el ministro de Hacienda, Mario Marcel, habló sobre el impacto económico que tendría la iniciativa en la economía, explicando que “la propuesta del Ejecutivo va a ser que sea un feriado no irrenunciable. Va a ser un día viernes, donde normalmente ese impacto es menor y, además, va a corresponder a un día que normalmente, en vísperas de Fiestas Patrias, se trabaja menos”.

“Nuestra estimación del efecto sobre la actividad económica es de más bien de un 0,2% del PIB mensual y el 0,017% del PIB anual. Es un impacto relativamente pequeño por las particularidades que tiene este día feriado”, detalló.

“Se trata de una combinación particular de circunstancias y normas que permiten reducir a un mínimo sobre la actividad económica y, por otro lado, favorecer a sectores que han estado más rezagados, como son los sectores de turismo, hotelería, transporte, todos los cuales serán beneficiados por un fin de semana más largo”, añadió.

/psg