El telescopio Hubble de la NASA ha determinado que el núcleo helado del cometa tiene una masa de alrededor de 500 billones de toneladas y tiene 85 millas (137 km) de ancho, “más grande que el estado de Rhode Island”, destacó la empresa espacial.

Pero no te preocupes. Lo más cerca que estará es a mil millones de millas del Sol, y eso no será hasta 2031, aunque sí que podrá verse desde nuestro planeta. Fue visto por primera vez en 2010, pero ahora el Hubble ha confirmado su tamaño y es más grande que cualquier cometa que hayan visto antes los astrónomos.

“Siempre sospechamos que este cometa tenía que ser grande porque es muy brillante a una distancia tan lejana”, dijo David Jewitt, profesor de ciencia planetaria y astronomía en la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA). “Ahora confirmamos que lo es”.

¿Cómo ha llegado al Sistema Solar?

Según un comunicado de la agencia espacial, fue descubierto por los astrónomos Pedro Bernardinelli y Gary Bernstein en imágenes de archivo del Dark Energy Survey en el Observatorio Interamericano Cerro Tololo en Chile. Los cometas son descritos por la NASA como “bloques de Lego” helados, planeta. “Fueron expulsados sin contemplaciones del Sistema Solar en un juego de pinball gravitacional entre los planetas exteriores masivos y ahora ha regresado”, explicaron en un comunicado.

Man-To Hui, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Macao, describió el cometa como “un objeto asombroso” y agregó: “Supusimos que el cometa podría ser bastante grande, pero necesitábamos los mejores datos para confirmarlo”. El cometa Bernardinelli-Bernstein, que así se llama, ha estado siguiendo una órbita elíptica de tres millones de años, así que aprovecha para verlo.

/gap