Un grupo internacional de astrónomos reveló las posibles causas del origen de Júpiter tras analizar la distribución de los metales que hay tanto en el interior como en el exterior de la envoltura gaseosa del planeta más grande del sistema solar, informó el pasado miércoles el Instituto Neerlandés de Investigación Espacial.

En esta vista de Júpiter, la nave espacial Juno de la NASA captura nubes arremolinadas en la región del hemisferio norte del planeta gigante conocida como ‘Jet N4’. NASA / JPL-Caltech / SwRI / MSSS

“Júpiter fue uno de los primeros planetas en formarse en nuestro sistema solar, en los primeros millones de años después de que el sistema solar se formara hace unos 4.500 millones de años”, comentó la científica Yamila Miguel, agregando que aún se desconoce cómo se creó el planeta.

De acuerdo con los encargados de realizar el estudio, publicado en la revista Astronomy and Astrophysics, se partió de dos escenarios anteriormente propuestos por diversos científicos, en los que se aborda cómo ocurrió la acumulación de materiales metálicos durante la formación de Júpiter.

El primer escenario menciona que los planetesimales cercanos, que miden alrededor de un kilómetro, son los responsables de esta condición. Los planetesimales son objetos sólidos que tienen un núcleo rico en hierro, además de estar conformados por un manto rocoso y regolito. En el caso del segundo escenario, se sugiere que se debió a un cinturón de rocas que medían aproximadamente un centímetro.

Desarrollando modelos teóricos que se ajusten a las observaciones de la sonda Juno de la NASA

Una vez conocidos estos dos mecanismos de adquisición de metales, los investigadores procedieron a elaborar un serie de modelos teóricos de la estructura interior de Júpiter con el propósito de estudiar la distribución de los elementos pesados presentes en la atmósfera gaseosa.

Después de aplicar un enfoque estadístico para evaluar los modelos, los cuales se ajustan a las restricciones observacionales de la sonda espacial Juno de la NASA, los astrónomos pudieron deducir que los metales no están distribuidos homogéneamente en la envoltura.

Asimismo, aseveraron que en la parte interior hay más metales que en la parte exterior. El total de elementos metálicos suma entre 11 y 30 masas terrestres, lo que representa aproximadamente entre el 3 % y el 9 % de la masa total de Júpiter. Los resultados referentes a la metalicidad de la envoltura gaseosa permitieron conocer que los planetesimales tuvieron un papel fundamental en la gestación de Júpiter.

/psg