Este martes 14 de junio, en el Tribunal Oral en Lo Penal (TOP) de Temuco, se dio comienzo el juicio contra Martín Pradenas, acusado de siete delitos sexuales. 

La ministra  Antonia Orellana, tuvo palabras para referirse al inicio del juicio oral contra Martín Pradenas, acusado de siete delitos de carácter sexual, entre los que se encuentra la violación contra Antonia Barra, joven que terminó quitándose la vida en octubre del 2019.

Orellana hizo hincapié en que espera que “en este caso, en el que hay cargos por siete delitos sexuales, haya justicia”, acotando que “todas las mujeres podemos empatizar en algún grado con la violencia que ella (Barra) sufrió y esperamos que haya justicia”.

En detalle, se le imputan seis hechos distintos, constitutivos de siete delitos, referentes a seis víctimas distintas. 

Entre las acusaciones más graves existe una denuncia de abuso sexual a una menor de 14 años y un delito de violación, hechos por los cuales arriesga hasta 41 años de presidio efectivo. 

Desde la Fiscalía esperan que sean cerca de 37 jornadas de audiencias, en donde declararán más de 100 testigos. 

El acusado se encuentra privado de libertad desde julio del 2020, en el Complejo Penitenciario Llancahue de Valdivia, en la Región de Los Ríos, luego que el TOP de Temuco confirmara la prisión preventiva el 5 de noviembre del 2021.

Además de violación y abuso sexual reiterado, en el juicio a Martín Pradenas se investiga una obstrucción a la justicia. Esto, porque reportó que el celular con el que se comunicó con la víctima identificada como A.R.B.P., estaba supuestamente destruido. Sin embargo, fue encontrado.

Las acusaciones contra Martín Pradenas comenzaron tras conocerse el suicidio de A.R.B.P., joven que se quito la vida luego de haber sufrido un cuadro depresivo atribuido al ataque sexual cometido por el imputado en septiembre de 2018, de acuerdo a lo informado por Fiscalía.

La Fiscalía ha adelantado que respaldará las acusaciones a través de 106 testimonios, una veintena de peritajes, prueba documental y material, y una abundante cantidad de archivos extraídos de celulares y computadores, parte de las claves de la investigación.

Serán 37 jornadas de juicio y si llega a ser condenado por todos los hechos que se le imputan Martín Pradenas podría pasar 41 años en la cárcel. Una cárcel que ya lo conoce como “El Príncipe”.

/gap