El candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Sichel (ind), calificó como una “buena noticia” el anuncio de extensión del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) realizado por el Presidente Sebastián Piñera, y pese a que no fue hasta diciembre, como pedían los dirigentes y parlamentarios oficialistas, valoró el esfuerzo fiscal detrás de la iniciativa.

“Estamos en al punta de la reactivación económica y cortarlo de plano no parece razonable; el Gobierno debe hacer sus cálculos de cuánto puede pagar, esta es una política pública necesaria, pero carísima (…) dos meses más es un esfuerzo razonable”, dijo esta mañana en T13 Radio, indicando que más que su propia satisfacción, “espero que las familias estén satisfechas”.

“Me parece bien esos 60 días, y veamos cómo llegamos a ese minuto”, apuntando también a abrir “la discusión de fondo de cómo vamos a mantener transferencias públicas a aquellos hogares de menor ingresos, pero sostenibles fiscalmente”, agregó.

La extensión del IFE quedó en la misma estructura legal anterior, es decir, el beneficio del mes de septiembre se reducirá al 50% (que se pagará a inicios de octubre). A juicio de Sichel, “debería haber una conversación entre el Gobierno y el Congreso para ver la posibilidad de extenderlo (…) de como suplirlo o cubrirlo con IFE laboral ese mes”.

Frenar el cuarto retiro

Pero otra de las preocupaciones del Gobierno y del propio abanderado de Chile Vamos, es que esta iniciativa frene la posibilidad de un cuarto retiro de los fondos de pensiones. “Si bien el cuarto retiro es popular, es una muy mala decisión, y hay parlamentarios que caen en la tentación en un año electoral, se necesite o no aprobarlo, sienten que con eso abrochan su propia elección. Me parece no solo una irresponsabilidad, sino que es una forma de seguir destruyendo una precaria red de protección social”.

“Me encantaría que tuvieran la misma premura para aprobar la reforma de pensiones, y veo a muchos parlamentarios, incluyendo de Chile Vamos, haciendo más bien de lo que parece popular en lugar de hacer lo que es bueno”, indicó. En su diagnóstico, “esto tiene que ver con una mala política, de algunos parlamentarios que han perdido el norte de por qué están sentados ahí”, enfatizó.

Con todo, Sichel dijo que su advertencia del pasado julio de no apoyar a quienes luego recurran a él para sus propias campañas, es más bien “algo de sentido común (…) los partidos decidirán libremente si presentan o no a esos candidatos, pero yo también tengo, en este caso y por haber ido a una primaria, libertad de apoyar con más ahínco e ímpetu a aquellos que creo que están pensando en el bienestar del país”, en ese caso, dijo “el apoyo va a ser mucho más entusiasta”.

“José Antonio Kast se tiene mucha fe”

Consultado por los dichos del candidato del Partido Republicano, José Antonio Kast, quien en conversación con T13 noche puso en duda que Sichel sea un buen candidato para Chile Vamos, enfatizando en que en la coalición “están preocupados”, y si “no le tienen confianza a Sichel de que va a sacar una buena votación, eligieron mal”.

El aludido respondió que “José Antonio Kast se tiene mucha fe; va solo, no va a primarias, tiene un proyecto propio, quiere ser candidato único de un solo sector, está bien, pero tiene que probarlo en una elección”.

“A mí no me gustan los caminos propios, tenemos una crisis de gobernabilidad y necesitamos construir mayorías, construir acuerdos, y tenemos que construir un buen clima y no estas cosas autorreferentes que, al final, no solo merman la capacidad política del resto, sino que también dañar la credibilidad política”, apuntó. Por ello, dijo que aún permanece la idea de descartar un eventual pacto parlamentario con Republicanos.

/psg