Aunque muchos estimen que en el vacío del espacio no existen los sonidos, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA por sus siglas en inglés), con grabaciones, desterró ese mito. Es que tras la divulgación de dos videos, uno con una música espeluznante de agujero negro y otro con una pacífica y armoniosa melodía conformada por más de 5 mil planetas ubicados más allá del sistema solar, la majestuosidad del universo ahora no solo se percibe por los ojos, sino también por nuestros oídos.

Desde hace años, la NASA se ha propuesto ponerle sonidos a diversos aspectos del universo. Es que, tras la obtención de impresionantes imágenes por parte de distintos telescopios (en tierra y en el espacio), buscaron “interpretar datos de fuentes cósmicas con un sentido diferente: el oído”, explicaron desde la propia agencia espacial norteamericana. “Cada sonificación tiene su propia técnica para traducir los datos astronómicos en sonidos que los humanos podemos escuchar”, agregaron los expertos.

Un “tenebroso” agujero negro

Pese a que se volvió a divulgar, este espeluznante sonido se dio a conocer en mayo de este año. Se trata de una grabación de 34 segundos que la NASA publicó en redes sociales y que provienen del cúmulo de galaxias Perseus, a unos 250 millones de años luz de la tierra.

“El popular concepto erróneo de que en el espacio no hay sonidos se origina en el hecho de que la mayor parte del espacio es esencialmente un vacío, que no provee el medio para que se propaguen las ondas de sonido. Pero un cúmulo de galaxias tiene copiosas cantidades de gas que envuelven a cientos o miles de galaxias en su interior, proporcionando un medio para que viajen las ondas sonoras”, afirmaron desde la agencia espacial norteamericana.

En ese sentido, explicaron que estos sonidos pueden ser escuchados porque la NASA utilizó una máquina de sonido que, básicamente, procesó datos astronómicos a un nivel que sean reconocibles por el oído humano. Es que los agujeros negros tienen una atracción gravitatoria tan fuerte que ni siquiera la luz puede volverse visible en ellos.

¿De dónde provienen los sonidos? En 2003, astrofísicos de la NASA detectaron un patrón de ondas de presión, comúnmente conocidas como sonoras, provenientes de un cúmulo gigante de galaxias en la constelación Perseus. Estas ondas eran causadas por explosiones periódicas de un agujero negro súper masivo ubicado en el centro del cúmulo, a 250 millones de años luz de distancia, con miles de galaxias.

Tras un período de oscilación de 10 millones de años, estas ondas sonoras eran acústicamente equivalentes a un si bemol 57 octavas por debajo del do central, un tono que el agujero negro mantuvo, aparentemente, por dos mil millones de años. Las ondas de sonido identificadas allí hace casi dos décadas fueron “extraídas y audibles” por primera vez este año, según la NASA.

Paz etérea: así suenan los 5 mil exoplanetas detectados por la NASA

Un poco más antiguo, más precisamente de marzo de este año, es el video en el cual la NASA le puso sonido a los más de 5 mil exoplanetas; es decir que se encuentran más allá de nuestro sistema solar.

“Los astrónomos ahora han confirmado más de 5.000 exoplanetas, planetas más allá de nuestro sistema solar. Pero es solo una fracción de los probables cientos de miles de millones en nuestra galaxia, la Vía Láctea. Los conos del descubrimiento de exoplanetas se irradian desde el planeta Tierra, como los rayos de una rueda. Muchos más descubrimientos esperan”, señalaron desde la agencia espacial norteamericana en un comunicado.

En ese sentido, como si se tratara de una receta de cocina, indicaron que estos exoplanetas “hasta ahora incluyen mundos pequeños y rocosos como la Tierra, gigantes gaseosos muchas veces más grandes que Júpiter y ‘Júpiter calientes’ en órbitas abrasadoramente cercanas alrededor de sus estrellas. Hay ‘súper-Tierras’, que son posibles mundos rocosos más grandes que el nuestro, y ‘mini-Neptunos’, versiones más pequeñas del Neptuno de nuestro sistema. Agregue a la mezcla planetas que orbitan dos estrellas a la vez y planetas que orbitan obstinadamente los restos colapsados de estrellas muertas”.

Asimismo, explicaron que “en esta animación, los exoplanetas están representados por notas musicales tocadas a lo largo de décadas de descubrimiento. Los círculos muestran la ubicación y el tamaño de la órbita, mientras que su color indica el método de detección. Las notas más bajas significan órbitas más largas, las notas más altas significan órbitas más cortas”

“Encontrar solo tres planetas alrededor de esta estrella giratoria esencialmente abrió las compuertas”, aseguró Alexander Wolszczan, autor principal del artículo que, hace 30 años, reveló los primeros planetas confirmados fuera de nuestro sistema solar. Al tiempo que destacó: “Si puedes encontrar planetas alrededor de una estrella de neutrones, los planetas tienen que estar básicamente en todas partes. El proceso de producción de planetas tiene que ser muy robusto”.

/psg