José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch (HRW), cuestionó el rol jugado por Michelle Bachelet, Alta Comisionada de DD.HH. de la ONU, en las protestas que se están realizando en Cuba.

En entrevista en radio Pauta, Vivanco recalcó que Bachelet “tiene un rol que jugar y he estado chequeando hasta ahora su récord, estoy prácticamente seguro, es posible que pueda cometer algún error, por eso es que no quiero afirmarlo en términos tan tajantes, pero estoy prácticamente seguro que desde que ella asumió ese cargo, nunca se ha pronunciado por la situación de Derechos Humanos en Cuba, lo cual me parece que es un error”.

El representante de Human Rights Watch precisó que en Cuba se violan los derechos humanos de manera sistemática y no hay ejercicio de libertades públicas.

“Allí no hay un estado de derecho, no hay separación de poderes, ahí ni siquiera hay el derecho a huelga (…). Yo no creo haber visto nunca una declaración de ella (Bachelet) expresando mínimamente preocupación y creo que las circunstancias actuales lo justifican con creces”, puntualizó Vivanco.

Consultado sobre el apoyo del Partido Comunista al régimen de Díaz-Canel, expresó que es “consistente con una visión totalitaria”.

“A mí no me sorprende, esto es consistente con las posiciones del Partido Comunista. El Partido Comunista es un partido que históricamente manda flores y hace homenajes a la dictadura de Corea del Norte. La verdad es que la diferencia entre la dictadura de Corea del Norte y Cuba es enorme. Cuba no es Corea del Norte y, sin embargo, el Partido Comunista chileno se jacta de tener relaciones estrechas con una dictadura que es, probablemente, lo peor que ha conocido el planeta en lo que va de este siglo e incluso del siglo anterior. (…). Me parece que es consistente con una visión totalitaria y con una falta de comprensión de lo que representan los valores universales en materia de derechos humanos”, argumentó.

Respecto a la postura de la Convención Constitucional de entregar una declaración en favor de los llamados presos de la revuelta, José Miguel Vivanco recalcó que no se pueden eximir de sus responsabilidades penales.

“Si hay algún caso en particular donde se haya cometido alguna injusticia, me parece que corresponde, en cualquier país del mundo también, generar un mecanismo que pueda examinar algún caso particular. Pero no creo que estemos en esas circunstancias porque acá no se trata de personas que estén privadas de su libertad por sus opiniones o por ejercitar el derecho de asociación o de reunión pacífica. Es otro el contexto y son otros los hechos que los comprometen”, sentenció.

/psg