El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, y el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, visitaron esta tarde al cabo que ayer fue baleado durante una persecución en la comuna de La Granja, y quien quedará con paraplejia de sus extremidades inferiores.

Luego de acompañarlo en el Hospital Dipreca, el secretario de Estado destacó “su valentía” y prometió dar con los autores del ataque para que sean juzgados por la justicia.

“Estamos lamentablemente en presencia de lo que están expuestos nuestros carabineros a lo largo de todo Chile, no solamente en una zona determinada. Son millones de procedimientos al año, y en cada procedimiento por supuesto hay un riesgo. Pero Carabineros valientemente enfrenta su día a día, enfrentan las circunstancias, y están expuestos día a día a bandas criminales (…) cobardes que no tienen ningún protocolo, que no temen en dispara a matar”, señaló Delgado.

El ministro detalló que el cabo segundo Jorge Pérez Morán (32 años) está consciente y llamó a valorar la función que ejerce él y el resto de los policías en el país.

“Es imperioso entender el valor de esta institución, el valor de personas como el cabo, que hoy día está lamentablemente en una situación muy compleja, en una situación delicada de salud. Vinimos a saludarlo y entregarle un mensaje de aliento a él y a su familia”, sostuvo.

Y agregó: “Nuestro compromiso no es solamente encontrar y poner ante la justicia a quienes lo hicieron, sino que también desbaratar a bandas criminales que tienen como foco el uso de armas y el uso de violencia (…) Esa misma violencia que ya ha cobrado mártires, tanto en Carabineros como en la Policía de Investigaciones. No vamos a descansar hasta encontrarlos y que paguen por lo que hicieron”.

Una visión similar expresó el general Yáñez. “Condenar absolutamente la violencia, condenar a estas personas que dañan a otras personas y por ende dañan a la sociedad. Así que todo nuestro apoyo y fuerza”, afirmó.

Asimismo, destacó la labor de sus funcionarios. “Somos la frontera, el límite que hay entre la delincuencia y la seguridad de las personas. Si no estuvieran los carabineros imagínense lo que pasaría. Esto ocurre porque ellos están presente y están en los procedimientos, cuando la gente los requiere. Él los señalaba, es algo que estamos expuestos, es la promesa de juramento que hicimos al servicio, y por lo tanto es la convicción que tienen de servicio público y entregarlo todo, incluso la vida”, acotó.

/psg