El pasado 13 de septiembre el Congreso visó la séptima prórroga del Estado de excepción constitucional de Emergencia que rige en la Región de La Araucanía y en las provincias de Arauco y Biobío, en la Región del Biobío, permitiendo extender por otros 15 días el despliegue de las Fuerzas Armadas para colaborar en las labores de resguardo que desarrollan las policías en la zona.

El decreto publicado esa misma jornada en el Diario Oficial se señala que producto de la medida “se ha observado una considerable disminución de eventos violentos”, pero se precisa que, “a pesar de los avances, aún persisten algunos eventos de violencia en las zonas afectadas, por lo que se hace necesario prorrogar la declaración de estado de excepción”. Asimismo, indica que “ante el cambio de circunstancias en las acciones contrarias al orden público”, se hizo una modificación de la normativa para incluir en su focalización “la protección de la vida de las personas”.

Desde las 8.00 horas de este jueves, en el Salón Democracia del Palacio de La Moneda, el ministro (s) del Interior, Manuel Monsalve, encabezó la habitual reunión semanal de evaluación de la medida, que se desarrolla con presencia de representantes del Ministerio de Defensa Nacional, de las Fuerzas Armadas y de las policías.

La ministra de Defensa, Maya Fernández, no asistió, pese a encontrarse en el país tras haber viajado de urgencia desde Nueva York debido al hackeo a los correos del Estado Mayor Conjunto.

No estuvo contemplado un punto de prensa tras el encuentro en La Moneda.

El equipo de Monsalve está afinando los detalles de su agenda para la visita que realizará este viernes a la provincia de Arauco, en la Región del Biobío.

La visita tendrá lugar a un mes de una polémica visita de la autoridad a la misma zona, cuando expresó los reparos del gobierno con la Armada por su rol en el estado de excepción.

Esta jornada, en tanto, se registró un nuevo hecho de violencia por parte de un grupo de sujetos armados en la Región de La Araucanía. En la Ruta R-49, en Collipulli, desconocidos interceptaron un camión forestal, intimidaron al conductor para que descendiera e incendiaron el vehículo. Luego escaparon, dejando en el lugar un lienzo alusivo a las demandas de los grupos radicales que operan en la zona.

/psg