En entrevista con Bloomberg, el ministro de Hacienda de Chile, Mario Marcel, aseguró a los inversionistas que la gigantesca industria del cobre de la nación seguiría siendo competitiva a pesar de los planes para aumentar los impuestos, y que el nuevo Gobierno protegería la reputación de disciplina fiscal del país.

Sus comentarios se dan tras una semana en la que el peso se depreció a mínimos históricos, en parte por la caída de los precios del cobre y las preocupaciones políticas sobre una nueva Constitución y una ley tributaria, antes de recuperarse después de la intervención del banco central.

“Chile está abordando la reforma tributaria con una perspectiva abierta”, dijo Marcel en una entrevista con Bloomberg TV. El Gobierno necesita asegurar el financiamiento de su programa social y al mismo tiempo la inversión en la industria del cobre. “Tenemos un entorno minero competitivo y no queremos dañarlo”, agregó.

En esa línea, Marcel le cerró la puerta a la posibilidad de aumentar el gasto fiscal en un caso de que se rechace la reforma tributaria en el Congreso, argumentando que Chile tiene una disciplina fiscal muy fuerte. Además, el ministro de Hacienda se mostró confiado en poder sacar adelante la iniciativa en materia de impuestos.

Marcel estuvo en Nueva York esta semana como parte del evento Chile Day, en el que funcionarios del Gobierno y ejecutivos de empresas privadas promueven inversiones en el país. Este es el primer Chile Day desde el inicio de la pandemia y el tema de la reforma tributaria ha surgido en las reuniones de Marcel en Estados Unidos.

El Congreso de Chile comenzará la discusión del proyecto de ley tributaria el miércoles, donde la administración del presidente Gabriel Boric busca recaudar ingresos equivalentes al 4,1% del producto interno bruto, principalmente mediante el aumento de los impuestos sobre la renta de las personas naturales, la creación de un impuesto sobre el patrimonio y el aumento de las regalías mineras.

/gap