La ministra vocera de la Corte Suprema, Ángela Vivanco, abordó este miércoles los dichos del líder de la CAM, Héctor Llaitul, así como también la crisis de seguridad que se vive tanto en la macrozona sur como en otros puntos del país.

Fue en el medio Werken Noticias cuando Llaitul habló de la necesidad de “canalizar la violencia hacia el sabotaje bien dirigido, hacia insumos, maquinarias (…) lo que deben retratar los medios de comunicación es que nosotros respetamos a los trabajadores”.

Consultada por este tema en radio Infinita, Vivanco planteó que “son cosas distintas las opiniones que las amenazas, sin duda. Cuando yo opino, estoy dando mi parecer sobre situaciones y estoy diciendo qué es lo que yo creo que es bueno, qué es malo, y estoy haciendo uso de una garantía constitucional”.

“Yo creo que no existe ninguna garantía constitucional para amenazar ni a personas, ni a instituciones, ni al estado de derecho. Desde ese punto de vista es importante que nosotros distingamos la libertad de expresión de otro tipo de conductas”, complementó.

Asimismo, la ministra abordó el panorama general que se vive en la macrozona sur, donde distintos funcionarios del poder judicial han sido amenazados. Según planteó, “nos inquieta mucho la situación, en que se empieza, ya no a considerar que hay focos, sino que cuando se empieza a comprometer la seguridad colectiva en regiones enteras”.

“Sin duda, la situación en la macrozona sur es extremadamente preocupante, tanto para nosotros, que somos los encargados de juzgar aquellas situaciones delictivas que allí se den, como también las situaciones de seguridad de funcionarios, jueces, que se han hecho presentes. Esos puntos son especialmente preocupantes, porque aquí se trata de no establecer espacios donde el estado de derecho flaquee y allí hay que poner los mayores énfasis”.

Y agregó que “si miramos la experiencia comparada, en otros países donde el narcotráfico, el terrorismo, las bandas delictivas han enseñoreado, son países donde hay sectores que prácticamente les pertenecen y el Estado como que renuncia a actuar, eso no puede suceder”.

/psg