El endeudamiento de los hogares chilenos siguió a la baja en el primer trimestre de 2021, periodo que estuvo por marcado por la tibia recuperación del empleo y las mejores cifras de la economía, que a su vez tuvieron como telón de fondo los retiros de fondos de las AFP y las ayudas fiscales.

De acuerdo al informe de las Cuentas Nacionales que publicó el Banco Central, entre enero y marzo de este año los hogares registraron un stock de deuda (pasivos totales) de 50,1% del PIB, esto es una baja de 0,5 puntos porcentuales frente al cierre de diciembre 2020.

Según la entidad que dirige Mario Marcel, si bien el nivel total de pasivos aumentó en el trimestre, el PIB acumulado anual lo hizo en mayor magnitud, explicando el retroceso del ratio.

En este resultado, tanto en términos de ratio como de nivel, destacaron la disminución de los préstamos bancarios de consumo y frente a otros intermediarios de crédito, y el incremento de los créditos bancarios hipotecarios.

El emisor dijo también que el ingreso disponible neto de liberación de activos previsionales de los Hogares aumentó 6,6% respecto del mismo periodo del año anterior, lo que se explicó, principalmente, por la incidencia positiva de las rentas de la propiedad (retiro de utilidades, intereses, entre otros), las transferencias corrientes netas —ambas de 2,1pp.—, y las rentas de la producción (esto es, salarios e ingresos de independientes) de 2,0pp.

Este resultado se dio junto con una expansión del gasto de consumo de 8,7% anual —debido a las incidencias de los bienes durables y no durables—, determinando que la tasa de ahorro del sector disminuyera a 7,8% del PIB

“La menor tasa de ahorro y la leve disminución de la tasa de inversión contribuyeron a que los Hogares finalizaran el trimestre con una capacidad de financiamiento de 5,1% del PIB, menor en 0,4pp. al periodo anterior”, precisó el Central.

Empresas y gobierno

Por su parte, el endeudamiento de las empresas no financieras presentaron un ratio de deuda como porcentaje del PIB de 120,6%, lo que significa un aza de 0,3 puntos porcentuales respecto al periodo anterior y en línea con el aumento de la valoración de sus pasivos externos, dada la depreciación del peso chileno frente al dólar

A su vez, el Gobierno general presentó una disminución de su deuda de 2 puntos porcentuales hasta 36,2% del PIB, debido a una menor valorización de mercado, asociado al aumento de las tasas de interés de largo plazo.

/psg