El Partido Progresista (PRO) informó este lunes que se restará de la consulta ciudadana presencial que definirá al candidato presidencial del pacto Unidad Constituyente, la que se realizará el próximo 21 de agosto.

En una declaración pública, la directiva de la colectividad fundada por Marco Enríquez-Ominami aseguró que desde su nacimiento ha respaldado la realización de primarias legales como el mecanismo “más transparente” para definir candidaturas dentro de una coalición.

“Respetamos la decisión de la mayoría de los partidos aliados, pero como Partido Progresista no podemos hacernos parte de este proceso, dado que, si bien abre a la ciudadanía el proceso de decisión presidencial del pacto, al no contar con la tutela del Servel como en las primarias legales, enfrenta el desafío de asumir las complejidades que presenta el padrón electoral y un costo económico organizacional y operacional de enorme envergadura”, expresó.

De todas formas, el partido señaló que seguirá respaldando la unidad en el sector, a pesar de sus diferencias por el método de elección de un abanderado presidencial. En ese sentido apuntó a la creación de una lista parlamentaria única.

/gap