En una sesión extraordinaria, este domingo la Sala del Senado aprobó en general el proyecto que establece un nuevo bono para la clase media, un préstamo solidario, beneficios para transportistas, un bono para pensionados de rentas vitalicias y la ampliación del Ingreso Familiar de Emergencia.

El texto fue visado por 32 votos a favor, 0 en contra, y contó con 10 abstenciones, las cuales incluyeron a todos los parlamentarios del Partido Socialista, quienes calificaron la iniciativa como “insuficiente” y de “extrema focalización”.

La propuesta, que cuenta con discusión inmediata por parte del Ejecutivo, forma parte del plan de inyección fiscal para fortalecer el fondo Covid, para así responder a las necesidades de la ciudadanía, en el marco del sostenido aumento de contagios y las nuevas restricciones sanitarias.

Fue así que durante la sesión los diversos parlamentarios manifestaron sus posturas, previo a la votación. “Este proyecto es una protección muy importante para millones de familias, para millones de personas y por eso los senadores de Renovación Nacional votaremos favorablemente esta iniciativa”, indicó el senador José García Ruminot (RN).

Por su parte, uno de los representantes de la Unión Demócrata Independiente, el senador Claudio Alvarado, dijo que “indudablemente nos gustaría hacer mucho más, pero tenemos una realidad que nos lleva a ser responsables. Es un buen proyecto que con la contribución del Congreso y de todos sectores políticos se ha mejorado”.

Pese a ello, también hubo legisladores que manifestaron sus reparos respecto a los alcances y la cobertura de la iniciativa, como el senador Ricardo Lagos Weber (PPD), quien apuntó “este proyecto ciertamente aumentó los recursos, pero Chile tiene capacidad para endeudarse un poco más, es ahora cuando hay que romper la alcancía, porque tenemos la crisis en la máxima gravedad”.

A su vez, la senadora Ximena Rincón (DC), quien a su vez preside la comisión de Hacienda del Senado, apuntó “lo dijimos con mis colegas en la comisión, no vamos a rechazar este proyecto, lo vamos a aprobar porque obviamente es una ayuda, es importante, pero necesitamos dar respuesta a todas y a todos, no solo a algunos”.

Y agregó “cuando nos preguntan qué hacer frente a esta situación, algunos probablemente, de prosperar el retiro, van a tener de dónde agarrar algo para enfrentar el día a día, el drama es de quienes ya no tienen de dónde y tampoco consideramos en esta legislación”.

Es más, en ese contexto, el senador Iván Moreira (UDI), indicó “no voy a desmenuzar en los beneficios de este proyecto, porque lo importante es que los beneficios lleguen (…) pero los chilenos se han autoayudado con casi US$35 mil millones, entonces la gente no es experta en economía, pero suma y la ciudadanía se da cuenta de que ha habido un aporte importante de ellos a esta pandemia”.

Sumado a esto, Moreira, al igual que otros senadores de oposición, solicitaron al Gobierno que no recurra al Tribunal Constitucional en el marco de la discusión por un eventual tercer retiro de los fondos de pensiones.

De este modo, la propuesta por un nuevo bono a la clase media, además de otros apoyos, pasó a su tercer trámite constitucional, y se espera que estos sean analizados por la Cámara de Diputados este lunes 5 de abril.

/psg