El ex ministro de Relaciones Exteriores del régimen de Corea del Norte, Ri Yong-ho, habría sido ejecutado el año pasado, según informa este miércoles el diario japonés Yomiuri Shimbun atribuyendo la información a varias fuentes anónimas.

Ri Yong-ho, que no ha sido visto en público desde hace varios años, habría sido ejecutado entre el verano y el otoño del año pasado junto a cuatro o cinco oficiales del país, según aseguran estas fuentes que dicen ser cercanas a la política interior norcoreana a la corresponsalía de dicho periódico en Beijing.

Las noticias sobre ejecuciones de miembros del régimen norcoreano son frecuentes en medios surcoreanos, japoneses o hongkoneses, pero el hermetismo del país hace muy difícil contrastar estas informaciones, que a menudo han resultado ser erróneas.

Aunque las fuentes consultadas por Yomiuri aseguran que el motivo de esta supuesta purga “no está clara”, dicen que podría estar relacionada con un incidente ligado a la embajada de Corea del Norte en Reino Unido, ya que la mayoría de estos funcionarios trabajó en algún momento en esta legación donde Ri ocupó el cargo de embajador en la primera década de este siglo.

Ri, que llegó a ser el delegado norcoreano en las llamadas conversaciones a seis bandas fue designado como canciller en 2016, cargo desde el cual desempeñó un papel importante en las negociaciones con Estados Unidos para las cumbres de 2018 y 2019 entre el dictador norcoreano, Kim Jong-un, y el entonces presidente estadounidense, Donald Trump.

Fueron Ri y la ahora titular de Exteriores Choe Son-hui los que ofrecieron una rueda de prensa para explicar la postura norcoreana en la fracasada cumbre de Hanói de febrero de 2019.

En enero de 2020 el régimen norcoreano sustituyó a Ri por Ri Son-gwon, quien dirigía el órgano encargado en el Norte de las relaciones con el Sur durante la más reciente fase de acercamiento.

Esa renovación supuso en ese entonces un cambio en la política norcoreana hacia Washington y Seúl, después de que Kim amenazara con retomar pruebas atómicas y de misiles intercontinentales tras los fallidos acercamientos.

Por su parte, el pasado lunes medios estatales informaron que el régimen destituyó a Pak Jong-chon, el segundo militar más poderoso tras el líder Kim Jong-un.

Pak, vicepresidente de la Comisión Militar Central del gobernante Partido de los Trabajadores y secretario del Comité Central del partido, fue sustituido por Ri Yong-gil en la reunión anual del comité celebrada la semana pasada, informó el domingo la agencia oficial de noticias KCNA.

No se dio ninguna razón para el cambio. Pyongyang renueva regularmente su dirección y la reunión anual del partido se ha utilizado a menudo para anunciar cambios de personal y decisiones políticas importantes.

La televisión estatal mostró a Pak sentado en la primera fila del estrado con la cabeza gacha durante la reunión, mientras otros miembros levantaban la mano para votar sobre cuestiones de personal. Posteriormente, su asiento apareció desocupado.

También estuvo ausente en las fotos publicadas el lunes por la agencia oficial de noticias KCNA de la visita de Kim el día de Año Nuevo al Palacio del Sol Kumsusan, que alberga los cuerpos de su abuelo y su padre, a diferencia de octubre, cuando Pak acompañó a Kim en un viaje al palacio para conmemorar un aniversario del partido.

La Comisión Militar Central del partido, presidida por Kim, está considerada el órgano de decisión militar más poderoso del país, por encima del Ministerio de Defensa.

La noticia de la posible ejecución se produce tras un año en el que Corea del Norte ha realizado un número récord de ensayos de armas de destrucción masiva, en torno a medio centenar, y en el que la tensión en la península coreana ha alcanzado nuevos máximos.

Con información de EFE y Reuters

/psg