La Comisión para el Mercado Financiero (CMF) publicó este lunes una detalladas minuta respecto del impacto que generaría en las compañías de seguro el proyecto que permite un un anticipo de rentas vitalicias.

En el documento, de cuatro páginas, el regulador financiero asegura que “este nuevo anticipo de rentas vitalicias es distinto del primero, ya que afecta directa y materialmente la solvencia de las compañías de seguros de vida (CSV), y genera el mayor escenario de riesgo que el sistema financiero haya enfrentado en los últimos 35 años”.

Añade que “esta iniciativa pondría en riesgo la solvencia de las CSV y, por tanto, el pago de las pensiones de todos los jubilados con rentas vitalicias en estas entidades”.

Además, en la minuta, la CMF indica que “los efectos fiscales potenciales son sustanciales, tanto por la eventual activación de las garantías estatales a las rentas vitalicias, como por las acciones que enfrentaría el fisco chileno en tribunales nacionales e instancias internacionales.

“Lo anterior -añade el regulador- se produce porque la iniciativa mencionada afectaría severamente el patrimonio de las compañías de seguro de vida. En el caso de que se retire el máximo legal posible, las CSV experimentarían una pérdida que va desde el 30% al 60% de su patrimonio. En este contexto, un mínimo de 3, y un máximo de 9 compañías de seguro de vida (de un total de 15) quedarían bajo el mínimo de capital regulatorio”.

Adicionalmente, “en el escenario de máximo anticipo, 7 compañías enfrentarían problemas de liquidez en un horizonte de un año”.

En el detalle, la entidad, que preside Joaquín Cortez, señala que “la menor solvencia de las compañías de seguros de vida no sólo afecta a los 698.857 pensionados por rentas vitalicias que hoy tiene Chile. También pondría en riesgo el pago de seguros de vida a más de 2,5 millones de personas, seguros complementarios de salud a 7 millones de personas y los Seguros de Invalidez y Sobrevivencia (SIS) a toda la fuerza laboral que cotiza en las AFP en Chile”.

Por último, el regulador indica que “dado los impactos anteriormente señalados, los anticipos de rentas vitalicias deberían ser tratados en forma independiente del cuarto retiro”.

/psg