El dólar cerró su tercera sesión de la semana con una importante alza de $4,80 y alcanzó máximos que no se veían desde finales de junio del año pasado.

En medio del impulso que ha mostrado el billete verde en el plano internacional, favorecido por mayores expectativas por un eventual recorte de estímulos en Estados Unidos, la discusión por un cuarto retiro en el Senado llevaron a la divisa a ubicarse en puntas de $816,50 vendedor y $816,20 comprador.

Con esto, la moneda estadounidense registra cuatro sesiones consecutivas de incrementos.

De esta forma, Ricardo Bustamante, jefe de estudios Trading de Capitaria, “mucha atención con las discusiones en el Senado por el cuarto retiro de fondos de pensiones (que comienza hoy en la comisión constitucional), ya que podría generar volatilidad del tipo de cambio en los próximos días”.

En tanto, José Raúl Godoy, jefe de análisis de XTB Latam, apuntó que “el temor a que la inflación frene la recuperación económica y obligue a los bancos centrales a acelerar el alza de tasas sigue presente y ante este escenario el activo refugio es el dólar”.

“Los rendimientos del bono del tesoro de Estados Unidos siguen aumentando, superando el 1,5% dejando en evidencia las alzas en las expectativas de inflación y las expectativas de alzas en las tasas de interés. Ya son varios los países que han iniciado esta semana la normalización de las tasas de interés, lo que hace pensar al mercado que la Reserva Federal seguirá esa senda antes de lo previsto”, agregó.

Cobre sube

Con un alza de 0,05% cerró este miércoles el cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME), al transarse en US$4,12588 la libra, que se compara con los US$4,12384 del martes y los US$4,20367 del lunes.

Con ello, el promedio del mes se ubicó en US$4,14675 y el anual en US$4,16729.

Al respecto Godoy recalcó que “China sigue mostrando una clara desaceleración de su recuperación económica y sigue viéndose afectada por el mercado inmobiliario ante las dudas de Evergrande y de nuevas empresas ligadas al sector que están mostrando problemas para cumplir sus obligaciones de corto plazo”.

“Ante este contexto, el cobre sigue viéndose presionado a la baja, lo que deprecia al peso chileno”, concluyó.

/psg