En medio del intenso debate por las alternativas tras el triunfo del Apruebo o Rechazo, el bloque de Chile Vamos ha sido blanco de varias expresiones de desconfianza sobre su real voluntad de reformar la Constitución vigente en caso que gane la segunda alternativa. Esto, en medio de la rebaja de quórum por 4/7 se aprobó por unanimidad en la Comisión de Constitución del Senado.

Entre aquellas voces, el senador Ricardo Lagos Weber (PPD), quien el miércoles cuestionó que la derecha se ha quedado “en puras palabras” y ha recalcado que adolece de “un problema de credibilidad”.

Este viernes, en conversación con Radio ADN fue un paso más allá y sugirió un acuerdo en la línea del firmado el 15 de noviembre de 2019, que abrió paso al Plebiscito de entrada para que la ciudadanía eligiera si quería o no una nueva Constitución.

“Si eso pudiera quedarse comprometido de alguna forma. Primero, que cada uno diga lo que quiere hacer (…) nosotros tenemos una propuesta, no sé qué otros más del apruebo tienen propuestas para hacer modificaciones, y quiero ver lo mismo de la derecha. Y después vemos si hay espacio para un entendimiento político en esta materia, un entendimiento político grande, el 15 de noviembre fue un entendimiento político”, afirmó el parlamentario.

“Hacia allá me quiero encaminar; a tener claro qué vamos a hacer a partir del 5 de septiembre, yo quiero hacerlo desde el Apruebo; me siento cómodo, más tranquilo, creo que se avanza más para Chile, porque desde allí nos ponemos de acuerdo sobre qué habría que mejorar e incorporar al texto que nos propuso la Constituyente”.

En ese sentido, recalcó que “la derecha está al debe en estos temas, porque cuando ellos me dicen, y perdón, llevan dos meses hablando que hay que ‘rechazar para reformar’, yo pregunto, ¿qué reformas han propuesto a la actual Constitución del ’80?, ¿han dicho algo sobre paridad de género o pueblos originarios?”.

“Yo tengo una relación con ellos, soy un tipo civilizado, pero llega un minuto en que ellos no han cumplido. Arrastraron los pies durante muchos años (…) entonces hay una legítima desconfianza o duda de la centroizquierda y la izquierda sobre lo que va a hacer la derecha. Hoy día, ellos tienen la obligación de ponerle carne a su reforma de rechazar para reformar; no lo han hecho”, subrayó.

/psg