El exmandatario sentencia que evitó un pronunciamiento taxativo sobre el plebiscito de septiembre porque ve “el deterioro en la capacidad de entendimiento del país”. En este adelanto de una entrevista -que se publicará completa en LT Domingo- Lagos afirma que “no importa que gane el Apruebo o el Rechazo en esta vuelta” ya que el resultado de la consulta será estrecho y se mantendrá la incertidumbre sobre una Carta Fundamental que nos convoque a todos.

“Me puse a estudiar detenidamente razones para el Apruebo y razones para el Rechazo y lo que concluyo es que no importa que gane el Apruebo o el Rechazo en esta vuelta porque lo que está claro es que vamos a continuar con el debate constitucional a partir del 5 de septiembre”, explica el expresidente Ricardo Lagos, quien profundiza en las razones por las que mantendrá la indefinición con miras al plebiscito constitucional.

Si había un “gran elector” con miras a esa elección era el expresidente. Sin embargo, a través de una carta dada a conocer el martes, Lagos dio un golpe a la cátedra y mantuvo en suspenso cuál será su opción en la consulta.

“Como quiera que yo responda, lo único que va a servir es para ahondar que unos u otros tienen razón. El país me conoce, no escabullo los bultos, los enfrento. Pero no lo voy a decir porque quiero que el ciudadano se exprese libremente y porque quiero también que volvamos a poder estar unidos en torno a una única carta que nos interprete a todos”, afirma a La Tercera.

-Quedan claras, Presidente, las razones por las que usted no va a decantar en uno u otro lado de manera pública, pero en la soledad de la urna va a marcar su voto, ¿no?

Hay distintas opciones y no veo por qué me voy a negar a distintas opciones. Son todas abiertas.

-¿Eso incluye también un voto blanco?

Nadie le obliga a marcar el voto a usted.

El exmandatario -en todo caso- no esconde su desilusión con el proceso constituyente. Afirma -por ejemplo- que “acá hay una responsabilidad de la Constituyente. Ellos debieron hacer un esfuerzo mucho mayor por entender que no debieron ser tan partisanos, como lo dijo previsoramente el Presidente Boric”.

Profundiza en que dadas las circunstancias el punto de partida el 5 de septiembre -sea que gane el Apruebo, que sería la propuesta de la Convención-, o el Rechazo, que es la Carta Fundamental vigente- es irrelevante ya que el consenso “en verdad usted puede construirlo de cualquiera de los dos lados. Ahora, si usted lo hace porque ganó el Apruebo con el proyecto constitucional, bueno, va a haber un conjunto de temas respecto del Apruebo que habría que modificar un poco, ¿verdad?”. Y remata en que “sin duda alguna” cree en la voluntad de todos -incluida la derecha- para iniciar reformas que generen un texto constitucional en el que todos puedan reconocerlo como propio.

/psg