La senadora Isabel Allende recuerda como un episodio ingrato el desenlace que en octubre 2016 tuvo su precandidatura presidencial en el PS. En esa oportunidad la entonces timonel socialista bajó su postulación sin la posibilidad de competir en primarias contra José Miguel Insulza y Ricardo Lagos Escobar. Luego, el comité central del PS nominó directamente al senador independiente Alejandro Guillier como su carta presidencial. El resto es historia.

Con ese antecedente a la vista, la expresidenta socialista reafirma la necesidad de que el candidato de la colectividad se resuelva a través de primarias. Y, a su vez, declara que -al igual que la ex presidenta Michelle Bachelet-, su carta ahora es la exvocera de gobierno Paula Narváez.

Allende pasa a ser parte así de la lista de parlamentarios que se adhirieron a la precandidatura de la sicóloga socialista ungida por el bacheletismo. En esa lista hasta ahora se cuenta a las diputadas Emilia Nuyado, Daniella Cicardini y Marcos Ilabaca.

Ud. hace unos días firmó la carta de los parlamentarios que le pedían al presidente del partido Álvaro Elizalde que asumiera un desafío presidencial, ¿qué la decidió a firmar ahora la carta de apoyo a Paula Narváez?

No lo hice apenas me llegó porque me sentía un poco complicada. Antes de que apareciera el nombre de Paula Narváez, entre los senadores habíamos conversado ese tema y yo le había dicho a Álvaro Elizalde que me parecía que el PS no podía no tener candidatura, y que a lo mejor él iba a tener que asumirla. Yo sé que él no lo estaba buscando, pero yo fui una de las que le dijo eso hace mucho tiempo atrás, cuando él me planteó el tema (de ser ella la candidata) y le dije que era un capítulo cerrado. Entonces cuando recién surgió (el nombre de Narváez) yo me quedé un poco sorprendida.

Pero decide firmar en favor de ella…

Me parece que es una estupenda posibilidad. Si Paula Narváez acepta, creo que nos haría muy bien tener una mujer. ¡Sería magnífica! Y, como dice el presidente, esto tiene que ser resuelto en una primaria abierta, ciudadana si es que hay más candidaturas en el PS. Yo estoy muy de acuerdo con tener una candidatura única del PS-PPD y otro proceso más sería en la Unidad Constituyente. Son círculos concéntricos: partir en el PS, luego PS-PPD, Unidad Constituyente y ojalá que después se pueda llegar a una candidatura única de la oposición.

¿Qué fortalezas le ve a Paula Narváez considerando que, como dijo el senador José Miguel Insulza, no es una figura conocida y que requerirá un proceso de instalación más largo?

Paula Narváez en su momento fue bastante conocida, pero como de eso ya han pasado bastantes años y ha estado fuera del país, la memoria es de corto alcance. Yo creo que cuando empiece en terreno la gente va a reconocerla. Su virtud es ser mujer, y yo creo que este es el tiempo para el liderazgo de mujeres. Eso se ha demostrado a nivel mundial con la pandemia, donde las mejores líderes del mundo han sido mujeres, eso a una la llena de orgullo.

La aparición de su nombre está tensionando internamente al PS, ¿cómo ve ese proceso?

Si ella concita un apoyo muy transversal en el partido me parece estupendo, porque lo que no podemos hacer es estar entrando en una dinámica interna de tensiones. Una candidatura tiene que tener el respaldo de todos. Lo que nosotros no podríamos hacer es repetir el error de la vez pasada que no fue nada sencillo, para mí menos.

¿Se refiere a la decisión de no hacer primarias en la elección presidencial anterior cuando ud. era precandidata del partido?

Claro, recordará que Ricardo Lagos no quiso primarias, tomó la decisión de que el Comité Central lo resolviera. Fue bien duro ese proceso. Me tocó vivirlo bien de cerca y no fue nada de agradable. En cambio ahora el PS tiene la oportunidad, esta candidatura ha sido impulsada básicamente por mujeres, está teniendo un respaldo importante y si llegara a surgir otro nombre, bienvenido, y hacemos una primaria abierta participativa… cualquier cosa menos decidir esto entre cuatro paredes.

/gap