Con una caída de 0,40% cerró este viernes el cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME), y anotó su primer descenso semanal desde principios de abril, ya que los crecientes temores inflacionarios y una caída en la demanda de China derrumbaron los precios, según detalló Reuters.

Y es que los temores que surgieron esta semana de que los bancos centrales tomen medidas para contener el aumento de la inflación, lo que golpeó a las bolsas y a las materias primas, en tanto que impulsó al dólar a nivel internacional.

El metal rojo cotizó hoy en US$4,63209 la libra contado `grado A`, que se compara con los US$4,65091 del jueves y los US$4,77950 del miércoles.

Así, el valor semanal bajó un 1,4%, mientras que el promedio del mes retrocedió a US$4,66666, y el anual escaló a US$4,01841.

Pese a esto, los analistas esperan que los valores del principal producto de exportación de nuestro país, esencial para áreas de construcción y la gama energética, suban más ante la recuperación de la economía mundial y la mayor utilización de energía eléctrica en vez de combustibles fósiles.

Es más, según consignó Reuters, “la oferta es relativamente escasa y la demanda sigue expandiéndose (…), creo que empezará a subir de nuevo”, sostuvo Nitesh Shah, analista de WisdomTree, y agregó que era probable que la demanda china de cobre se mantuviera fuerte en la medida que los gobiernos locales invierten dinero en infraestructura.

/psg