El clima ha cambiado, y no porque nos acercamos a paso firme hacia un verano que se anuncia duro, sino porque, para algunos, las repercusiones del 4/N comienzan a sentirse. Lo apunta Oscar Guillermo Garretón al valorar “los giros del Presidente y su gobierno desde el plebiscito en adelante”, aunque para él, “si es sincero el clamor a la antes difamada ‘democracia de los acuerdos’, la mirada colectiva no puede circunscribirse a lo bueno o malo del momento” y hay que hacerse cargo “de lo que antes hicimos mal”.

Porque, según Garretón, “solo el coraje de asumir lo mal hecho y sus consecuencias, da certezas de no repetirlo”. Y lecciones anteriores hay. “Sirve de ejemplo”, apunta, “lo que hicimos con la ‘renovación socialista’ después del golpe de 1973”.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera Por Juan Paulo Iglesias

/gap