El martes, de los 22.633 exámenes que informó el Minsal para la detección del covid-19, 13.382 correspondieron a PCR. Si bien la cifra reportada no es la más baja de toda la pandemia -el 8 de julio de 2021, por ejemplo, se reportaron 10.464 PCR-, los expertos dicen estar preocupados por las pesquisas y por la trazabilidad, en medio de un periodo de vacaciones que habría provocado el “relajo” entre las personas.

Los datos de las últimas semanas, arrojan que entre el 11 y el 17 de julio se realizaron en promedio 31.349 testeos PCR; entre el 4 y el 10 de julio, se reportaron 34.604 en promedio; y la semana anterior, entre el 27 de junio y el 3 de julio, 35.363 promedio.

El escenario contrata con el comportamiento general de junio, pues entre el 6 y el 12 de ese mes el promedio semanal fue de 42.046 test PCR; y la semana siguiente, entre el 13 y 19, se registraban 45.296 de estos test en promedio.

Si bien los testeos en general suelen tener una baja los días martes y miércoles -debido a que los fines de semana se suelen practicar menos exámenes-, la situación que se hace más preocupante ante el alza de la circulación de los sublinajes BA4. y BA.5 de Ómicron en el país.

Durante el balance televisado del martes, el subsecretario de Salud Pública, Cristóbal Cuadrado planteó que dichos sublinajes se observaron con mayor frecuencia durante el mes de junio, tal como se ha visto en otros países, se encuentran al alza en su circulación. “Estas variantes implican un riego de observar un incremento de casos y por eso es tan importante mantener las medidas de cuidado que nos permiten controlar la cadena de contagios”, remarcó.

“Es difícil tener una visión real de lo que está ocurriendo”

El ex subsecretario de redes Asistenciales, Luis Castillo, expresó su preocupación por la cifra de test PCR reportada el martes. A su juicio, “es tal vez la cifra más baja que se ha reportado en toda la pandemia. Creo que, en el ámbito de testeo y trazabilidad, hemos quedado absolutamente atrás en los últimos meses”.

En esa línea, el también decano de la facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Autónoma advirtió que “sin un adecuado testeo y trazabilidad, no es posible seguir el curso de esta enfermedad o tomar decisiones sanitarias de la mejor manera posible”. Incluso, acusó que puede estar dándose “un fenómeno de desidia en comprender que el testeo es fundamental para tomar decisiones basadas y fundamentadas”.

Por su parte, el ex ministro de Salud, Enrique Paris, también planteó que “para enfrentar esta nueva ola de casos, la OMS y todos los expertos mundiales han insistido en el testeo. Es muy importante aumentar la cantidad de test que estamos haciendo, porque eso nos permite identificar a los pacientes que están enfermos y aislarlos; y una vez que tú testeas y puedes identificar o secuenciar el virus, se puede detectar y monitorizar la aparición de nuevas variantes”.

Por eso, recalcó que tal como se está testeando hasta ahora, y en atención a las cifras reportadas ayer, “es sumamente difícil tener una visión real de lo que está ocurriendo. La positividad de la PCR está en un 14%, por lo tanto si hiciéramos 100 mil test, como hacíamos en el gobierno anterior, tendríamos 14 mil casos. Obviamente que los casos se están subdiagnosticando, hay mucha más gente que está circulando con el virus y muchas más personas que a lo mejor ya tienen la variante”.

Quien también ha seguido de cerca el tema es la ex subsecretaria de Salud Pública y directora ejecutiva del CIPS-UDD, Paula Daza, quien señaló a Emol que “si bien en las semanas de periodo de vacaciones hubo bajas de exámenes reportados (la semana pasada hubo casi 8% menos de exámenes reportados con respecto a la semana anterior), esta baja se está apreciando desde mediados de junio. En la semana del 19 de junio los PCR reportados disminuyeron en 18% con respecto a la semana anterior”.

“Sería interesante conocer qué medidas tomarán las autoridades para incentivar el testeo, en donde siempre hemos tenido buenos números. Sería lamentable que estos indicadores bajen, considerando, además, que la accesibilidad de PCR y antígenos en consultorio se dejó instalado en casi todos las comunas del país desde el año pasado”, sostuvo.

En tanto, el doctor Alejandro Guerra, coordinador de la UPC Adulto de la Clínica Ciudad del Mar destaca que si bien se producen estas oscilaciones respecto a los testeos durante la semana, “de todos modos, 13 mil testeos son más bajo que lo visto incluso en fines de semanas anteriores, lo que probablemente coincide con el periodo de vacaciones, que puede ser un factor relevante con este menor testeo”.

“Lo que se percibe en la población es una menor situación de riesgo, y eso tiene mucho que ver con que el comportamiento de la enfermedad ha ido cambiando, y gracias a la vacunación hay una tendencia a una enfermedad más leve. Por eso, la gente tiene menos temor del covid-19”, planteó.

Esto llevaría, a juicio del doctor Guerra, a que las personas al sentir algún síntoma viral, descarten que tengan covid-19, lo que también incide en que “haya menor motivación para hacerse el examen, lo que impacta en el número de testeos que la gente se hace”, zanjó.

/psg