Luego que el Gobierno anunciara un proyecto propio que permita un tercer retiro de los fondos desde las cuentas de AFP y que además propone un reintegro de los ahorros por parte de los empleadores y el Estado, diversos gremios expresaron su rechazo a la medida, algunos de los cuales la calificaron de un “impuesto al trabajo”.

Daniel Montalva, secretario general de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), mencionó que “como empleadores siempre hemos estado dispuestos a hacer un mayor esfuerzo con objeto de mejorar las pensiones presentes y futuras de nuestros trabajadores. Sin embargo, estamos en contra de que nuevamente se busque sacar de los empleadores más aportes junto con el retiro de los fondos de pensiones, en vez de que la autoridad entregue montos más significativos”.

“Esto es especialmente grave para las pymes, que ya se encuentran en estado crítico debido a la pandemia. Hacerse cargo de este nuevo 1% hará aún más pesada la mochila de miles de emprendedores del comercio y el turismo que están haciendo todo lo posible por ponerse de pie”, comentó.

Mientras que el presidente de la Multigremial Nacional, Juan Pablo Swett, indicó que es “un muy mal anuncio de parte del Presidente Piñera para las pymes y emprendedores de Chile. Primero porque anuncia un impuesto a todos los trabajadores contratados, sin siquiera preguntarle a los gremios de las pymes si están en condiciones de hacerlo”.

“Y segundo, este anuncio de plan de reactivación para las pequeñas y medianas empresas, sin que haya nada sobre la mesa. El viernes se nos contactó desde La Moneda, pidiéndonos un plan de ractivación y el Presidente Piñera no anuncia absolutamente nada, al parecer en la agenda del Presidente de la República las pymes y emprendedores no están presentes”, agregó.

Por su parte, Máximo Picallo, presidente de la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga), expresó que “era obvio que después de tantos retiro de los fondos iba a llegar el momento de tener que restituirlos y evidentemente que la medida para este tercer retiro incorporar una cotización de costo del empleador del 1% es una medida dura para el sector pyme, una medida dura para todos aquellos que no han podido trabajar durante todo este tiempo, que han ido acumulando deuda, que en muchos casos, al no tener ingresos no han podido pagar las imposiciones de sus trabajadores”.

El líder de los gastronómicos indicó que “pienso que esa tasa, sumado a que todo sabemos que discute subir un 6% la cotización de los trabajadores con cargo al empleador, vienen no más a ser un impuesto al trabajo formal, que va a acrecentar de alguna manera la brecha entre trabajadores formales e informales, de alguna manera este impuesto al trabajo fomenta la informalidad”.

Mientras que el presidente de la Asociación de Emprendedores (Asech), Marcis Rivas, criticó que “nuevamente presidente Piñera indolente con los emprendedores y mipymes. El viernes nos piden propuestas de liquidez y reactivación y hoy anuncia que sube en un punto las leyes sociales ¡a los emprendedores que hoy están a punto de morir!”.

Ricardo Margulis, presidente de Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur), mencionó que “siendo el turismo una de las industrias más golpeadas por la pandemia, consideramos que este no es el momento de subir el costo a la contratación con este 1% adicional a cargo de las empresas para recuperar los fondos previsionales de los trabajadores que han sido retirados”.

/psg