Este jueves, la organización Weichan Auka Mapu difundió un video en el que se refirió al estado de excepción constitucional que actualmente rige en las regiones del Biobío y La Araucanía, instando a que la “nueva fuerza policial y militar” haga abandono del territorio, “porque serán derrotados por la fuerza del pueblo mapuche en armas”.

Ante las declaraciones emitidas, la Fiscalía de La Araucanía anunció que abrirá una investigación por oficio por infracción a la Ley de Armas.

“Es efectivo, a raíz del video que circula en redes sociales la Fiscalía ha resuelto aperturar de oficio una investigación la cual ha sido encomendada a un fiscal de la Fiscalía de Alta Complejidad bajo las figuras contempladas en la Ley de Armas, particularmente, la formación de milicia privada o de grupo de combate y otras infracciones también en la Ley de Armas”, dijo la vocero de la fiscalía, Daniela San Martín.

“Esta investigación está orientada a investigar a las personas que aparecen en este video, establecer el lugar y día en que habría sido grabado y el origen de las armas que se observan”, añadió, explicando que el trabajo quedó a cargo de la Policía de Investigaciones.

En el resto del video, donde se puede apreciar a encapuchados en medio de un bosque con armas en sus manos, se indica que el actual estado de excepción en su histórico Wallmapu, “no es algo nuevo para nuestro pueblo” y “responde a un plan estratégico político contrainsurgente aplicado por el Gobierno actual, pero impulsado y dirigido por los poderes económicos con intereses en el territorio”.

Asimismo, que el “endurecimiento de la represión es en respuesta al crecimiento del pueblo mapuche en resistencia”. En esa línea, señalaron algunos motivos por lo que creen que se llevó a cabo la implementación de la “militarización del territorio”.

“Iniciativa populista frente a las elecciones presidenciales de noviembre; maniobra distractora ante la acusación constitucional del imputado Piñera; fortalecimiento de una ultraderecha golpista y la debilidad de un centro izquierda servil y amarilla”, acotaron.

Tras ello, precisaron que en consecuencia, “instamos a esta nueva fuerza policial y militar, perros guardianes de los ricos, a hacer abandono de nuestro territorio, porque serán derrotados por la fuerza del pueblo mapuche en armas”.

Con todo, reafirmaron su “compromiso revolucionario en las acciones de sabotaje y a los intereses capitalistas que destruyen y devastan la ñuke mapu. Así como las acciones armadas que son concordantes con las necesidades de nuestros lov y comunidades, reales garantes y poseedores de la legitimidad territorial”.

“Por los weichave caídos en combate, libertad a los presos políticos mapuche, libertad a los presos políticos del pueblo chileno, fuera los milicos y los pacos del Wallmapu”, concluyeron.

/psg