Los precios del cobre caían este viernes, con lo que completaban su primera caída semanal después de 9 semanas consecutivas de avances, arrastrados por el aumento en la aversión al riesgo de los inversionistas ante el aumento de las tensiones entre Estados Unidos y China, pero la baja sería una corrección puntual ya que, según analistas, los fundamentos del mercado sigue sólidos.

La cotización al contado del metal cayó 1,85% a US$2,9087 la libra en la Bolsa de Metales de Londres, mientras que los futuros a 3 meses retrocedían 1,2% a US$2,8895 la libra.

Un repunte en la demanda fuera de China y el bajo nivel de los inventarios del metal probablemente apoyen más ganancias luego de una corrección a la baja, afirmó Colin Hamilton, analista de BMO, según publicó Reuters.

“Esperaría un alza del cobre para fines de año. Estamos apostando por una recuperación impulsada por estímulos”, añadió.

Los precios también han sido impulsados recientemente por las preocupaciones por lo suministros en Chile, el mayor productor mundial del metal, ante la menor actividad de las mineras por las medidas para detener los contagios de coronavirus entre sus trabajadores.

Baja en inventarios

Los inventarios on-warrant en depósitos registrados en la Bolsa de Metales de Londres cayeron a 52.000 toneladas, un quinto de su nivel de hace dos meses, luego de 5.100 de nuevas cancelaciones.

En tanto, las existencias de cobre en almacenes inscritos ante la Bolsa de Futuros de Shanghái se redujeron en 963 toneladas a 157.684 toneladas en la semana al viernes.

/psg