Fuente:diario El Mercurio/gap