Una exclusiva fiesta se interrumpió a los disparos durante la madrugada, a eso de las 01:10 horas, en la discoteca Opium Beach Club de Marbella, ciudad costera de Málaga, España.

Al momento del violento suceso, se encontraba de fiesta en el recinto Froilán de Marichalar, hijo de la Infanta Elena y nieto del rey emérito de España, Juan Carlos I, que el domingo celebraba su cumpleaños 24.

Con las horas, se han viralizado distintos videos que muestran a un grupo de personas a punto de iniciar una pelea cuando arrancaron los disparos, consignó Infobae, los que desencadenan los gritos cuando la disco se encontraba llena.

La holandesa Kelly van der Minne, que fuera parte del reality Love Islan, y que estuvo en el carrete en suelo español, contó: “Esto es lo más loco que me ha pasado”. Y es que a un sujeto “le han disparado al estómago”, relató. “Se ha metido en una pelea y le han disparado en el estómago”.

¿CÓMO PASÓ?

Las primeras investigaciones han indicado que la balacera ocurrió entre dos grupos que se encontraban en la zona VIP.

Tras una discusión, uno participantes habría salido del local para luego volver con un arma blanca, tras lo cual se abalanzó contra un hombre al que hirió, que contestó con disparos del arma que traía consigno, según consignó El Mundo.

El sujeto que disparó sería un holandés de 40 años, quien tenía heridas de arma blanca en la frente, el cuello, la espalda y un ojo. Él estaría fuera de peligro y bajo custodia.

En total hay cinco personas heridas: una mujer de 32 años que recibió un disparo en el estómago, por lo que debió ser operada, aunque se encuentra fuera de peligro. Otro es un irlandés de la misma edad, al que le llegó un tiro en el tórax; también está fuera de riesgo vital.

Los dos últimos son un joven de 18 años y un hombre de 36; el primero recibió un disparo en la cadera y el segundo en la espalda, aunque ninguno habría visto afectados órganos vitales.