Volviendo al guión de la serie política del momento, los giros de esta semana bajaron a algunos y subieron a otros, y volvieron a poner al presidente de la República en la cuerda floja. Como recuerda , de presentarse la nueva acusación, Piñera será junto a Carlos Ibañez del Campo, el único en ser acusado constitucionalmente dos veces. Un mal récord. Y algunos temen además que de aprobarse, caigamos en un espiral de acusaciones. Política y venganza a veces riman más de lo que algunos quisieran. “Acusar a un Presidente no es un hecho baladí”, escribe , “es uno de los procesos más graves (…) que puede enfrentar una República”. Por eso, “su justificación debe estar a la altura de las consecuencias”, apunta. una nota de La Tercera, Cristián Valenzuela

Y, si bien como agrega Valenzuela “el fundamento para esta acusación constitucional no es jurídico ni ético, es exclusivamente político”, el hecho es que el tema marcará lo que queda de campaña, como el cuarto retiro lo ha hecho hasta ahora. En Estados Unidos hablan de las sorpresas de octubre para hablar de esos hechos que pueden cambiar la dinámica de una elección, y por acá sorpresas no han faltado. Y no solo de Pandora Papers hablamos.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera

/gap