La comisión de Constitución de la Cámara volvió a reunirse la tarde de este miércoles para analizar los proyectos impulsados por parlamentarios que permitirían a los cotizantes de las AFPs retirar dinero de sus cuentas de ahorros bajo la figura de un “autopréstamo” – es decir, con la condición de que estos sean devueltos-.

En esta ocasión expuso el ministro de Hacienda, Mario Marcel, quien emitió duras advertencias, anticipando un oscuro escenario macroeconómico y del mercado de capitales en el supuesto caso de que la iniciativa refundida de tres mociones de legisladores fuera aprobada. Lo anterior, considerando que algunas de ellas apuntan a permitir el acceso de hasta el 100% de los fondos previsionales.

“Un préstamo en el cual no hay un mecanismo claro para devolver los fondos no es un autopréstamo, es un autoengaño, porque en el fondo es creer que vamos a devolver un préstamo, cuando en realidad no lo vamos a hacer”, lanzó el jefe de la billetera fiscal en una larguísima alocución, enfatizando que avanzar en las propuestas tendría consecuencias “muy negativas y permanentes sobre la estabilidad macrofinanciera”, similares a las de un giro del 100%.

Junto con ello, mencionó que una medida de estas características “solo alimentará un círculo vicioso de más inflación, mayores tasas de interés, caída de valor de los fondos y dará el golpe de gracia a la población más necesitada de ayuda en la actualidad, con efectos negativos muy superiores incluso a los tres retiros de fondos sumados en conjunto”.

En ese sentido, recordó que para un retiro del 10% se estimó que el efecto permanente de costo fiscal a través de una mayor tasa de interés implicaría aproximadamente 0,8% del PIB de mayor carga fiscal por año, y que si la tasa de financiamiento en dólares subiera 20 pb., el costo fiscal permanente por año implicaría una mayor carga fiscal de aproximadamente US$25 mil millones, es decir 8% del PIB de mayor carga fiscal.

“Esta medida, especialmente en su versión de autopréstamos del 100%, tendría efectos catastróficos para la población que más queremos ayudar, con impactos en el presupuesto fiscal que pueden ser incalculables”, deslizó Marcel, quien además llamó a abordar el autopréstamo en la reforma previsional, donde se establece como un mecanismo excepcional y acotado, en el marco del cambio del sistema de pensiones.

Y es que la reforma planteada por el Ejecutivo -que se tramita en la comisión de Trabajo de la misma Corporación- también incorpora modificaciones que permitirían realizar “autopréstamos” desde la cuenta individual.

Según establece el artículo 85° de la propuesta, los afiliados a este “sistema mixto”, que no estén pensionados, y que se encuentren a cinco años o más de cumplir la edad legal de jubilación, tendrán derecho a realizar retiros “en carácter de préstamos con cargo al saldo mantenido en sus cuentas de capitalización individual de cotizaciones obligatorias”.

Se considera un “autopréstamo”, porque la misma persona deberá reponer esos recursos, en UF, sin que apliquen intereses.

La molestia de Cariola

Esta situación generó la molestia de los legisladores que integran la instancia, en particular de la presidenta de la comisión, la diputada Karol Cariola (PC), quien dijo que “las condiciones que están plasmadas en los tres proyectos refundidos, efectivamente son distintas a las que presentó el Gobierno, pero el espíritu de la propuesta es exactamente el mismo”.

“No entiendo la posición que usted (Marcel) nos presenta aquí, contraria a lo que el propio Gobierno está presentando en la comisión de Trabajo, y me molesta y parece preocupante que se establezca esa contradicción”, añadió.

En efecto, Cariola le propuso al titular de Teatinos 120 que ingresara una indicación sustitutiva que abordara los efectos nocivos advertidos, pero Marcel insistió en defender la propuesta que incorpora la reforma de pensiones.

De acuerdo al último reporte de la Superintendencia de Pensiones, hasta las 17:00 horas del pasado 30 de diciembre, el sistema de pensiones contabilizó un total de 28.833.877 operaciones de pago cursadas entre los tres retiros de fondos, con un desembolso de US$ 48.339 millones, de acuerdo con el valor del dólar del pasado viernes ($ 859,5).

/psg